La Fundación Secretariado Gitano, Orange y EOI promueven la formación digital para el emprendimiento
abril 24, 2018
Optimizamos nuestra cobertura móvil en el RCDE Stadium
abril 25, 2018

Todo lo que puedes hacer con tu giga simétrico de Orange

Recientemente en Orange hemos anunciado la disponibilidad de una modalidad de conexión de nada menos que 1  giga (Gbps) simétrico dentro de nuestras tarifas Love. De este modo, la velocidad mínima de conexión mediante fibra es de 50 Mbps, pasando por 100 Mbps, 300 Mbps, 500 Mbps y por la propuesta de 1.000 Mbps. Es decir, 1 Gbps de velocidad, como hito dentro de los servicios de internet en España para el mercado residencial.

Es una modalidad en la que contamos con más velocidad en la conexión de internet que con las conexiones USB 2.0, que aún se usan en muchos equipos y que solo alcanzan velocidades de 480 Mbps. Un disco duro HDD magnético tiene una velocidad de lectura/escritura de unos 1.400 Mbps, que está por encima de 1 Gbps, pero no tanto realmente como podríamos pensar.

Así pues, podemos pensar en una conexión de 1 Gbps en términos como el de tener a internet conectada por USB a nuestros ordenadores. No está nada mal. En la práctica, con 1 giga tenemos una velocidad superior a muchos dispositivos de almacenamiento que conectamos habitualmente a nuestro ordenador, donde el cuello de botella está en la tecnología de las memorias flash, que no siempre serán tan rápidas como dice la teoría.

Para que te hagas una idea adicional de la magnitud de esta velocidad, baste decir que las conexiones de red Ethernet con la que se conectan dispositivos y equipos en la mayoría de las redes locales es, precisamente, de 1 Gbps. Así pues, Orange ofrece una modalidad de conexión que iguala a la máxima que podemos tener dentro de la red local en casa.

Internet, una extensión natural de los dispositivos conectados

La velocidad es solo una de las patas. La reducida latencia de las conexiones de fibra es otra de las bazas que permiten que las conexiones de internet sean una extensión natural de nuestro equipo. Con la fibra, se obtienen latencias en torno a 2 ms, lo cual es una cifra excepcional cercana a la que se persigue con 5G.

En el pasado, el uso de recursos de internet pasaba por la descarga local primero de las aplicaciones, los contenidos o los recursos multimedia, o del tipo que fuese menester, para luego usarlos en diferido. Ahora, la necesidad de la descarga es cada vez menor, y el acceso mediante streaming se ha convertido en la opción preferida para consumir series, películas o contenidos multimedia en general. Y cada vez más tareas y actividades se delegan en la red directamente sin un backup local.

Qué puedo hacer con 1 Gbps

Un giga es una velocidad de transferencia excepcional. Y con otros parámetros como el de la latencia, igualmente excelentes. La pregunta es si realmente es posible sacar partido a esta velocidad hoy en día. La respuesta, haciendo spoiler, es que sí, pero depende de la aplicación o servicio que estemos usando.

Lo mejor será dar un repaso a los posibles usos que podemos encontrar para esta velocidad de conexión. Algunas son más evidentes que otras, y algunas pueden parecer rebuscadas ahora, pero en el futuro cercano podrán ser habituales.

Internet como disco duro

Básicamente, con 1 Gbps de velocidad, podemos usar internet como nuestra particular unidad de backup. Servicios como Google Drive, iCloud, Amazon Drive, One Drive de Microsoft o Dropbox permiten usar internet como backup para nuestros archivos. Con esta velocidad podemos aprovechar esta facilidad de un modo ágil y rápido. Para fotos tenemos Flickr o Google Photos, y para vídeos, YouTube o Vimeo.

Google, de hecho, presentó hace unos meses un servicio llamado Drive File Stream en el que literalmente la nube se convierte en un disco duro. Los archivos no se sincronizan con la unidad local, sino que se accede a ellos sin más, como en un disco duro, pero en la nube. De momento es solo para empresas.

Usa un NAS en casa

Las unidades NAS (Network Attached Storage) son muy convenientes de cara a tener un sistema de almacenamiento compartido por todos los equipos y dispositivos conectados en casa. Podemos tener un NAS básico incluso usando el router LiveBox Fibra de Orange, aunque para sacar todo el partido a los NAS, es mejor optar por uno dedicado.

Estos NAS, además, pueden usarse remotamente fuera de casa a través de apps en el móvil o programas en Windows, Mac o Linux. Con una velocidad de 1 giga simétrico, el uso de un NAS en casa es rápido y, por ejemplo, podremos sincronizar las fotos del móvil con él inmediatamente o acceder a nuestra música en el NAS remotamente o nuestros vídeos usando streaming.  Es como tener nuestro propio Netflix o Spotify.

Monta un servidor web

Con 1 Gbps de velocidad simétrico y una latencia tan baja, es posible montar un servidor web en casa y hacer que se pueda acceder a él desde el exterior. Para ello, lo suyo es usar un servicio de DNS dinámico (DDNS) como NoIP  para acceder al servidor web a través de un dominio en vez de una dirección IP (que además es cambiante).

Habrá que tener un equipo dedicado a hacer de servidor web, en Windows o Linux preferiblemente. O incluso usando un NAS, ya que muchos de ellos están preparados para desempeñar esa función. Con un servidor web podemos montar fácilmente un WordPress o incluso galerías de fotos o tiendas online.

Haz tus streams de vídeo

Las emisiones en vivo son una modalidad interesante de presencia en internet. Con una velocidad de conexión tan elevada, usar las herramientas de emisión de vídeo en directo de, por ejemplo, YouTube, es posible, y con unos resultados óptimos en cuanto a experiencia multimedia del lado del espectador.

Para habilitar el streaming en directo, hay que cumplir algunos requisitos básicos, como tener la cuenta de YouTube verificada, pero no debería ser complicado poner todo a punto en esta modalidad de uso de YouTube.

Realidad virtual en directo

Las cámaras VR de realidad virtual, en algunos casos, como sucede con la Ricoh Tetha o la Galaxy Gear 360, entre otras, cuentan con modalidad de emisión de vídeo 360 en streaming. Para que la experiencia sea óptima es necesario que la latencia sea lo más baja como se pueda, de modo que los movimientos alrededor de la escena en 360 no provoquen mareos.

Con las conexiones de fibra como la de 1 giga simétrico de Orange, podemos trabajar con latencias de red de unos pocos milisegundos (entre 2 y 6 ms dependiendo de si se usa cable o wifi, por ejemplo).

Instala la oficina en casa

Si eres un profesional liberal, con 1 Gbps de velocidad de conexión simétricos, podrás montar una oficina en casa sin problemas. Enviar o recibir trabajos, fotos, vídeos de muy alta calidad o fotos es cuestión de unos pocos instantes.

Usar servidores FTP, el acceso a VPNs o conexiones de escritorio remoto, trabajar con documentos compartidos o incluso operar directamente en la nube es fiable y seguro usando una conexión de fibra de 1 Gbps. El tiempo de espera en todo aquello relacionado con el trasiego de información hacia y desde internet es mínimo.

Programas como Teamviewer, por ejemplo, son gratuitos y fáciles de instalar de modo que podemos configurar un acceso remoto al ordenador de casa o a otros en el exterior aprovechando la velocidad y baja latencia de la fibra.

Juega en red

Los juegos en red precisan de conexiones con un ancho de banda suficiente y con una latencia mínima. Estos dos requisitos se cumplen con la conexión de 1 Gbps simétrico de Orange. Así que podrás jugar en red con otros contrincantes o compañeros de equipo con una latencia ínfima y con una velocidad de carga de los escenarios óptima.

Además, podrás mantener conversaciones de audio o vídeo con otros gamers sin que se vea afectada la experiencia de juego y el uso de servicios como Twich también estará perfectamente integrado en la conexión de 1 Gbps. Subir tus partidas, comentarlas y jugar en directo es inmediato con 1 Gbps de velocidad simétrica.

Adelántate al futuro

Una conexión de 1 Gbps simétrico con una latencia tan baja es, además, una forma de familiarizarse con la conectividad 5G que vendrá en los próximos años a nuestros dispositivos móviles. La velocidad que se maneja en un smartphone con wifi ac es de unos 300 – 400 Mbps, bastante lejos de los 10 Gbps que se espera que tengan las conexiones 5G, pero la reducida latencia está ya aquí, y con unas velocidades suficientemente altas como para hacernos una idea de lo que vendrá.

5G abrirá las puertas a aplicaciones y servicios que se beneficien de una latencia muy baja y una velocidad de transferencia elevada, y con la conexión de fibra simétrica de 1 Gbps podremos hacernos una idea aproximada de cómo usaremos internet desde el smartphone.

Hazlo todo a la vez

Con 1 Gbps, además de las actividades y tareas que hemos comentado, la buena noticia es que es posible hacerlo todo a la vez. Por supuesto también puedes ver Netflix, Amazon Prime Vídeo o YouTube con la máxima calidad de streaming posible. Con todo, el ancho de banda de 1 Gbps es suficiente para abordar todas las propuestas anteriores y satisfacer las necesidades de varias personas accediendo a internet al mismo tiempo.

Lo único que tendremos que tener en cuenta es que la velocidad de 1 Gbps se podrá aprovechar en su totalidad con una conexión Ethernet de cable. Mediante wifi, la velocidad máxima que permiten los terminales móviles y portátiles, salvo excepciones, será de entre 300 Mbps y 400 Mbps para conexiones wifi ac 2×2.

Si quieres ver todo lo que hacen con 1 Gpbs los youtubers y creadores de contenido Julen y Omai, ¡no te pierdas su video!:

Por Manu Arenas