Aspirantes: Holanda (buscando una estrella)

29 de mayo, 2012, a las 5:04 pm

Al fútbol siempre debe jugarse
de manera atractiva,
debes jugar de manera ofensiva,
debe ser un espectáculo

JOHAN CRUYFF, leyenda holandesa

No importa cómo lo hicimos,
lo importante es ganar

BERT VAN MARWIJK, tras clasificar a

Holanda para la final de Sudáfrica

Entre las palabras de Johan Cruyff y las de Bert van Marwijk hay algo más que alguna década de distancia: está la constatación de cómo uno de los conjuntos referentes en la construcción del fútbol moderno, uno de los precursores, quizá, de lo que es hoy la selección española, uno de los defensores a ultranza del 4-3-3 como fórmula contra el aburrimiento (“el Barça no ha inventado el 4-3-3, se creó en Holanda… La selección holandesa jugó con un 4-3-3 en el Mundial de Alemania’74 y después Johan Cruyff lo exportó y puso en práctica ese mismo sistema”, declaraba otro esteta del fútbol como Arsene Wenger tras el boom del equipo de Pep Guardiola), del fútbol total, de los extremos -futbolísticamente hablando- como devoradores de cal y de defensas confiados; la constatación, en definitiva, de que la Naranja Mecánica ha cambiado.

Sí, algo ha cambiado, y lo ha hecho porque su actual seleccionador, un van Marwijk de perfil mucho menos vistoso que su predecesor, Marco van Basten, ha decidido cambiar las alabanzas sin premio por cuantificables resultados, las deslavazadas pinceladas impresionistas de un Van Gogh por la capacidad de digerir golpes -periodísticamente hablando- a lo Jack LaMotta.

Robben se lamenta de la ocasión perdida ante el guardameta español Iker Casillas durante la final del Mundial de Sudáfrica 2012.

Robben se lamenta de la ocasión perdida ante el guardameta español Iker Casillas durante la final del Mundial de Sudáfrica 2012.

Y para conseguirlo, ‘su’ Holanda conserva ese dibujo táctico más holandés que Rembrandt, sin desdeñar el extraordinario despliegue ofensivo de su excepcional ataque (Van Persie, Huntelaar, Robben, Snijder, Van der Vaart, Kuyt…) siempre que no sea a cambio de la seguridad defensiva (su primera posición en la ronda clasificatoria para la EURO con 27 puntos -9 victorias y una derrota, esta con la clasificación ya conseguida- y un balance de 37 goles a favor y 8 en contra en diez encuentros así lo atestiguan).

Para que continúe sea así y prolongar su, por otro lado, excepcional racha de resultados, van Marwijk ha hecho público los 23 nombres que defenderán el orgullo Orange en la EURO 2012 de Polonia y Ucrania. La lista es la que sigue:

PORTEROS: Maarten Stekelenburg (AS Roma), Tim Krul (Newcastle United), Michel Vorm (Swansea City).

DEFENSAS: Khalid Boulahrouz (VFB Stuttgart), Wilfred Bouma (PSV Eindhoven), John Heitinga (Everton), Joris Mathijsen (Málaga), Ron Vlaar (Feyenoord), Gregory van der Wiel (Ajax Ámsterdam), Jetro Willems (PSV Eindhoven).

CENTROCAMPISTAS: Ibrahim Afellay (Barcelona), Mark van Bommel (AC Milan), Nigel de Jong (Manchester City), Stijn Schaars (Sporting Portugal), Wesley Sneijder (Inter de Milán), Kevin Strootman (PSV Eindhoven), Rafael van der Vaart (Tottenham Hotspur).

DELANTEROS: Klaas Jan Huntelaar (Schalke 04), Luuk de Jong (Twente Enschede), Dirk Kuyt (Liverpool), Luciano Narsingh (Heerenveen), Robin van Persie (Arsenal) y Arjen Robben (Bayern Munich).

El joven extremo del Herenveen Luciano Narsingh, tras su remarcable temporada en la Eredivisie, y Jetro Willems (PSV), otro complemento para la débil defensa, debutan en un combinado del que se han caído definitivamente Vurnon Anita y Siem de Jong, del Ajax, Jeremain Lens (PSV) y Adam Maher (AZ).

De esta convocatoria se podría extraer un once inicial (marcado en negrita) en el que, al igual que sucediera con Alemania, la línea defensiva vuelve ser el apartado más débil, con muchos de sus integrantes disputando la famélica liga holandesa con lo que ello supone de desventaja a la hora de medirse a los mejores delanteros del continente.

El fútbol pragmático de van Marwijk encontrará su más física representación en el campo en ese doble mediocentro de carácter destructivo que ya dejara huella durante la disputa de la final mundialista en Sudáfrica. En aquella terrorífica pareja formada por Van Bommel-De Jong parece probable que el futbolista de los Citizens, generalmente ausente de las alineaciones de Roberto Mancini, deje su plaza al prometedor Kevin Strootman, que destaca por su potencia física, potente disparo y capacidad táctica, lo que, pese a su juventud, ha llevado a compararle con el mítico centrocampista irlandés Roy Keane.

Es a partir del centro del campo donde la magia holandesa comienza a florecer. Asumiendo de ante mano la ¿necesidad? de los dos mediocentros, la presencia de Sneijder, Robben y Van der Vaart, tal vez alternándose este último con Kuyt, asegura al menos una cierta visión y vértigo en las cercanías del área rival. De entre ellos, y si su irregular estado físico se lo permite, debe ser el ex madridista ‘whisky’ Sneijder quien marque el camino del éxito neerlandés.

Por delante, un reinventado y polivalente Van Persie deberá ser el encargado de materializar todo este poderío ofensivo, dejando en el banquillo a un Huntelaar que este año se ha destapado como ariete de garantía en una liga de mayor exigencia como la alemana. Con todo, los más de 40 goles de botín obtenidos por Huntelaar durante el año con su club deberían, tal vez, recompensarle con un premio mayor que el de escudero del delantero gunner. Solo un poco probable cambio táctico de van Marwijk pudiera dar alas al ‘cazador’.

Así, Holanda, que ha quedado encuadrada en el grupo B junto a Alemania, Dinamarca y Portugal, tendrá que hacer buena la doctrina que trata de imponer su seleccionador para superar un grupo que concentra a algunos de los principales aspirantes a hacerse con esta Eurocopa.

Tras la final del pasado mundial, en la que tan solo las intervenciones del portero español Iker Casillas y el atino de Andrés Iniesta en los minutos finales lograron noquear a este mortífero encajador disfrazado de tulipán, bordándose de este modo la que hubiera sido la primera estrella identificativa de los campeones mundiales para cualquiera de los dos equipos, ha llegado el momento para la venganza de la selección holandesa. Ya lo dijo el propio van Marwijk: “Ahora hay que aprender a ganar” -blasfemantemente hablando-.

– Bonus track: Ons Oranje de De Dikdakkers

Leer más sobre
Deja tu comentario