Fundación Orange galardona con el premio “Amazing Women” a Elisabeth Motos, de la Fundación Secretariado Gitano
diciembre 19, 2017
Así demuestra Orange su afición a los eSports
diciembre 20, 2017

David Calle, de Unicoos: “Nuestros hijos necesitan, y de forma urgente, que les orientamos sobre el uso responsable de la tecnología”

Promovida por Orange, EducaInternet es una plataforma  llena de recursos y materiales didácticos para que colegios, docentes y alumnos puedan formarse en el uso seguro y responsable de la tecnología. Uno de sus más activos participantes está siendo David Calle, fundador del canal Unicoos en YouTube con más de un millón de seguidores y nominado al Global Teacher Prize de 2017.

Por segundo curso consecutivo, la web promueve un concurso para que alumnos entre 4º de Primaria y 4ª de ESO y FPB puedan presentar sus ideas y experiencias en diversos formatos digitales, que se sumen al resto de materiales sobre buenas prácticas en el uso de Internet, cultura digital básica, búsqueda y publicación de información, consejos para la gestión de la privacidad, lucha contra las tecnoadicciones, los contenidos inapropiados y el ciberacoso, etc., que se pueden hallar en EducaInternet.

La fecha de cierre del concurso es el 31 de enero de 2018. David Calle participa en esta segunda convocatoria que tiene el lema de “Que Internet no te domine” con la promoción de seis “educaconsejos”. También tuvo la amabilidad de contestar a nuestras preguntas:

-¿Cuál es el objetivo que te has marcado con esta colaboración con Orange?

-Poner mi granito de arena para ayudar a transmitir un mensaje que nos debe preocupar y ocupar a todos, como por ejemplo el uso responsable de Internet, el ciberacoso, la protección de sus derechos y su intimidad. Nuestros hijos pasan conectados muchísimas horas a la semana, durante todo el día, en todo momento. Y es importantísimo que les ayudemos a ser conscientes de las consecuencias que pueden tener sus actos en la Red.

¿Están los docentes preparados para adoptar una aproximación más digital a la enseñanza?

-Sí, muchos están preparados. O están demandado formación e información. Pero en muchos casos, no encuentran el tiempo o el momento adecuado para dar el salto. El trabajo de muchos de ellos, aunque no lo percibamos, va más allá de lo que ocurre en el aula. Y la presión a la que están sometidos aumenta día a día, sin grandes recompensas. Debemos ayudarles.

Hay fantásticas iniciativas y respuestas a los problemas, pero se quedan en cada aula o cada centro

-¿Crees que como sociedad deberíamos pedir que se cambiara el sistema educativo? ¿Cuál sería el sistema educativo ideal? ¿Cómo deberían formarse las próximas generaciones?

-Preguntas complejas con soluciones complejas, demasiado para una respuesta breve. Lo único que puedo decirte es que el sistema en su mayoría está obsoleto y, lo peor de todo, se aplica de forma dispar de un centro a otro, pues no existe consenso ni una orientación precisa sobre cuál es el modelo a seguir. Hay fantásticas iniciativas y respuestas a los problemas, pero se quedan en cada aula o cada centro.

Deberíamos escuchar a todas las partes implicadas: profesores (no estaría de más que se les escuchase esta vez), familias, centros, instituciones y expertos. Y tratar de llegar a un consenso común para no repetir la incertidumbre habitual que generan los nuevos modelos, o incongruencias del tipo que un alumno que suspenda todas puede pasar de curso; o que hace un año estuvieran jugando con la Selectividad. Atendería además las diferentes capacidades de cada alumno y no solo insistiría con tecnología (innovación no significa que haya una tablet en cada mesa), sino en la atención a la diversidad y cómo conectar al alumnado con lo que reciben durante horas en sus clases.

-¿Crees que los niños/jóvenes son tan tecnológicos como parecen o realmente necesitan ir de la mano de un adulto?

-Necesitan, y de forma urgente, que les orientamos sobre su uso responsable. No lo hemos hecho todavía, y genera y generará graves problemas futuros. Ni siquiera los adultos somos capaces de alcanzar a entender cómo Internet ha cambiado la forma de comunicarnos y relacionarnos, imagínate un adolescente.

-¿Cómo se eligen los temas de tus “educaconsejos” y qué feedback has recibido de su publicación?

-Los temas me fueron propuestos por la organización de EducaInternet y trataban los aspectos fundamentales. No me quedó mucho más que añadir, si bien como padre y profesor me preocupa muchísimo la forma en la que Internet ha cambiado las relaciones interpersonales entre amigos y conocidos de nuestros hijos, no digamos en cuanto al sexo. Y en muchos casos a edades tan tempranas. Me preocupa también especialmente que sea precisamente en YouTube o en otras redes sociales donde pasen la mayor parte de su tiempo, en la mayoría de los casos recibiendo estímulos o ejemplos que no les benefician en absoluto.

Por eso siempre que puedo insto a los padres a que controlen su uso y les aporten la información necesaria a sus hijos para que estos puedan decidir por sí mismos y puedan realmente aprovechar su tiempo en algo que les haga mejores. El feedback está siendo muy positivo y muchos padres me han dado las gracias por sumarme a esta iniciativa.

Los profesores no deben dudar en introducir, por pequeñas que sean, todas las iniciativas que tengan que ver con el uso de las redes sociales o la tecnología que piensen que puedan servirles a sus alumnos para estar más conectados o motivados a la hora de estudiar

-¿Qué se siente al tener una clase de más de un millón de alumnos y un potencial de llegar a 110 millones de chicos hispanohablantes? ¿Te tiemblan las piernas igual o más que al principio?

-Se siente una gran satisfacción, pero sobre todo una gran responsabilidad. Me siento incluso culpable a veces por no poder grabar más vídeos o no poder llegar a los acuerdos necesarios para que Unicoos siga creciendo. Sí, la verdad es que da un poco de vértigo. Pero 100% satisfecho del trabajo de nuestro equipo.

-Háblanos de hecho de los primeros tiempos. ¿Cuándo y cómo se llegaste al mundo digital y montaste tu canal Unicoos en Youtube? ¿Cuál fue la motivación principal?

-Hace siete años, para tratar de ayudar mejor a mis alumnos de mi academia, ayudarles cuando no podía estar con ellos y se enfrentaban solos a sus exámenes o sus deberes. Y como herramienta de repaso para todas esas lagunas que no les dejaban avanzar. Pero lo que realmente me impulsó fue el hecho de que muchos de ellos tuvieran que abandonar mis clases porque por culpa de la crisis, el paro había afectado a su familia. Pensé que sería importante, que la vergüenza que podía sentir era ridícula en comparación con la ayuda que podía prestar. Y me puse a ello con toda la pasión y energía del mundo.

-¿De dónde sale el nombre de Unicoos?

-Podría decirte que pensé en ese nombre desde el principio pues la verdad siempre he pensado que todos somos únicos y lo que nos hace diferentes es lo que nos da valor. Pero no, fue menos inspiracional que eso. Llevaba días buscando un dominio de Internet que estuviera libre, centrado en nombres científicos o en latín. Frustrado por no encontrar ninguno, comiéndome una bolsa de snacks leí “sabores unicooooooos”. Y me vino la inspiración. Las dos “oo” parecen un infinito además, así que en cuanto descubrí que era posible registrarlo me puse con el logo. Y hasta aquí.

 

-¿Qué consejos darías a otros colegas de profesión que estén pensando en aprovechar las herramientas de la Web para llegar a sus alumnos?

-Que no duden en introducir, por pequeñas que sean, todas las iniciativas que tengan que ver con el uso de las redes sociales o la tecnología que piensen que puedan servirles a sus alumnos para estar más conectados o motivados a la hora de estudiar. Con cuidado, no se trata de hacer experimentos constantes con los chavales, y tampoco hay recetas mágicas. Pero que lo intenten, por mucho trabajo que les pueda suponer.

-Ni Jobs ni Einstein destacaron en sus años de escuela, y mira a dónde llegaron, hasta tú dices que suspendiste matemáticas cuando estabas en COU y por eso entraste en una academia que luego te contrató y todo. ¿Qué debemos aprender de los youtubers en un mundo virtual donde triunfan los vídeos de gatitos?

-En el fondo no me considero un youtuber porque no vivo de Youtube, y si te soy sincero no sigo a ninguno de ellos y no copio ninguno de los formatos que suelen utilizar. Pero sí te diría, por las veces que he coincidido con ellos, que me han inspirado siempre mucho por su pasión y por las ganas que muestran de hacerlo cada vez mejor y ser fiel a su audiencia.

-¿Y tú, de dónde sacas ese tesón y pasión que se nota con solo escucharle? ¿Sigues siendo un hombre orquesta, o tienes ya un equipo detrás que ayude a grabar, contestar dudas, subir contenidos a las redes sociales?

-Tengo un equipo de ingenieros que se encargan de la web y de cualquier problema informático, y de cuatro profesores que se encargan de las dudas en nuestra web y la edición de exámenes o libros. A partir de ahí, incluso las dudas en Youtube, para las cuales no pueden ayudarme, de todo lo demás, mejor o peor, me encargo yo. ¿La energía? Por ahora me basta con la que recibo de nuestros unicoos, sus comentarios, saber simplemente que somos útiles y les ayudamos de verdad. Es imposible parar sabiendo todo lo que hay detrás y lo que significa.

Soy un fiel defensor de introducir el vídeo en la dinámica de enseñanza y lo considero fundamental para que los profesores ganen tiempo de calidad para enseñar a sus alumnos lo que realmente les apasiona de su asignatura

-¿Qué ventajas tiene Internet sobre las clases presenciales? ¿Contribuye a fomentar las flipped classrooms?

-Por supuesto, soy un fiel defensor de introducir el vídeo en la dinámica de enseñanza y lo considero fundamental para que los profesores ganen tiempo de calidad para enseñar a sus alumnos lo que realmente les apasiona de su asignatura, y sobre todo para que todos aquellos que suelen ir más retrasados que el resto o les cuesta más se pongan al nivel de sus compañeros. Y me consta que todos los profesores que suelen hacerlo, con cualquier asignatura no sólo con ciencias, están encantados, pues además de disponer por fin de más tiempo para poder tratar de transmitir la pasión que sienten por su asignatura, poder debatir o trabajar codo con codo con sus alumnos, afirman que sus alumnos están más implicados en clase.

-¿El vídeo contribuye a un visionado pasivo, a combatir esos déficits intermitentes de atención en el aula, o por el contrario lleva a un call to action y te hace más curioso y participativo en las clases, y a producir a su vez más contenidos, a crear comunidad y ecosistema?

-El vídeo no es algo pasivo sino interactivo. Pueden pararlo, rebobinarlo, verlo otra vez, pararlo para intentar adelantarme y comprobar su progreso. Y luego en clase, por supuesto, permite que todos, ya al mismo nivel, puedan participar en clase como uno más y responder mucho más positivamente a cualquier estimulo que sus profesores, los que realmente son importantes, puedan ofrecerles. Exige eso sí que los profesores abandonen su zona de confort. Y eso no siempre es fácil.

-¿Cuál crees que es el papel de las telecomunicaciones y las nuevas tecnologías a la hora de hacer más universal el acceso a la educación?

-Con decirte que mis vídeos pueden verse en cualquier lugar del mundo (con acceso a Internet) y que son gratuitos, al igual que la resolución de sus dudas en unicoos.com, creo que es suficiente. De hecho, ese es nuestro compromiso desde el primer día: que todos tengan las mismas oportunidades. Debemos sumar el potencial de Internet, las redes sociales y nuestros potentes dispositivos móviles a nuestras aulas. Estoy convencido.

-¿Sabes cuándo y cómo se consumen más tus vídeos (si en el móvil en el autobús yendo al cole, o en el ordenador en casa haciendo los deberes)?

-Fundamentalmente en casa, en el ordenador. Pero me consta que también en la biblioteca, en el autobús de camino a un examen, incluso en el televisor. Y los días de más visitas son los miércoles, jueves y… ¡los domingos! Supongo que como repaso de última hora para sus exámenes del lunes.

-Cuando llegues a los mil vídeos subidos, ¿darás una fiesta y día libre?

-JAJAJAJAJA. Sí, seguramente, ese día haremos una fiesta. ¡Aunque todavía tenemos pendiente la del millón de unicoos!

Por Javier Renovell