Cómo aumentar el almacenamiento de tu móvil
enero 10, 2020
“Ok Google, quiero hablar con Orange”
enero 14, 2020

Así se previene el estrés térmico con dispositivos IoT

¿Y si internet de las cosas (IoT, por sus siglas en inglés) pudiese aliviar e incluso prevenir el estrés térmico? Bajo esta premisa, Cepyme organizó, junto con la Fundación Estatal para la Prevención de Riesgos Laborales (FSP), una jornada para buscar soluciones conjuntas. El objetivo, mejorar las condiciones de trabajo en materia de salud laboral.

iot temperatura estres entorno laboral

Cuando se habla del IoT, se tiende a tratar temas como la eficiencia eléctrica, la sostenibilidad, el confort o la automatización. Pero es obvio que esta nueva ola de sensorización conectada va a tener un importante impacto en nuestra salud. Sin ir más lejos, evitar el estrés térmico, malas posturas, luz insuficiente…

Medir, primer paso para cualquier proyecto

Durante la jornada que Cepyme Aragón organizó junto con la FSP se remarcó la necesidad de sensorizar de forma inteligente. No solo incorporar sensores que midan temperatura seca y humedad ambiente, como ya viene siendo habitual en muchos entornos laborales, sino también datos biométricos del trabajador.

Recoger datos biométricos siempre es peliagudo, ya que el IoT no puede incumplir el reglamento de datos vigente (que es bastante restrictivo). Pero la biometría es la forma más segura de evitar estrés térmico o golpes de calor, así como de aumentar el confort, monitorizar accidentes y crear protocolos de actuación.

Según el estudio presentado por Cepyme durante esta jornada, la instalación de un dispositivo IoT en el puesto de trabajo facilita saber si dicho puesto cumple o no la normativa. Es la forma más rápida de generar avisos en caso de que algo no vaya como debe, pero también de diseñar mejores sistemas de climatización de cara al futuro.

Normalización, porque yo tengo frío y tú calor

Las discusiones de oficina respecto al termostato son frecuentes. Al estrés térmico hay que sumar el causado por no alcanzar un acuerdo entre compañeros. La sensorización de la que hablábamos arriba puede terminar con este tipo de discusiones y roces, estableciendo un mapa detallado de temperaturas.

Con estos mapas de calor se pueden tomar decisiones térmicas tales como un mejor aislamiento, cambiar los puntos de emisión de calor o frío e incluso ubicar a los trabajadores allí donde estén más cómodos. Podríamos llamarlo una “normalización” empresarial interna, aunque la verdaderamente relevante es la que afecta a todos.

La reunión Cepyme Aragón-FSP no ha sido la única. La Cecam CEOE-Cepyme de Castilla la Mancha tuvo una reunión similar con la Confederación Regional Empresarial Extremeña (Creex) y la FSP en ese sentido. Los empresarios están cada vez más interesados en usar tecnología que les permita cuidar de sus trabajadores.

En este sentido, se están sentando las bases para el futuro uso del IoT de prevención dentro de las empresas, especialmente hacia las pymes, cuya capacidad de maniobra es menor que las grandes empresas. Muchas de estas últimas ya hacen uso de objetos conectados para proteger a los trabajadores.

El sensor conectado, el casco del siglo XXI

Los EPI (equipos de protección individual) van a cambiar mucho en los próximos años. Algunas compañías ferroviarias chinas ya usan un casco EEG para comprobar si el maquinista está lo suficientemente despierto. El casco avisa cuando el trabajador empiece a dormirse y evita que se conduzca sin las condiciones mínimas de seguridad.

En España algunas empresas llevan tiempo trabajando para llegar al objetivo cero accidentes. El sistema Warning Presence of People (Ferrovial) consiste en el uso de una serie de dispositivos conectados que avisen del peligro. También usan sistemas informatizados de control de acceso o wearables con documentación.

Si el casco fue el elemento de PRL por excelencia, ahora le toca el turno al casco conectado y diferentes formas de sensorizar los EPI ya existentes (botas, guantes, chaleco, gafas y un largo etcétera). Pero también veremos nuevas herramientas como auriculares conectados o sensores térmicos sobre la piel, como abríamos el artículo.

¿Una BTS por obra?

iot microfono obra londres estres

La instalación de estaciones de telefonía móvil (BTS) temporales es muy frecuente en las obras de gran tamaño. Se abre un boletín eléctrico temporal y se coloca una antena sobre mástil desmontable. A veces incluso sobre un soporte móvil que poder desplazar a modo de carro. Así se da cobertura a la zona, se despliega red para la garita y los trabajadores están conectados en todo momento.

Arriba observamos un micrófono que captura en tiempo real el sonido de una obra en Londres, concretamente la ampliación de la línea norte. Ese micrófono depende de la conexión de una BTS situada a pocos metros. Decenas de micrófonos como este se reparten alrededor del área de trabajo para monitorizar otro factor de estrés ambiental: el ruido. A medida que avancemos hacia el futuro este tipo de sensorización será más frecuente, y dejará de ser una beta para convertirse en lo normal.

Por Marcos Martínez

Imágenes | iStock/ivansmuk, iStock/humonia, Marcos Martínez