Argadini
Sexto Certamen Literario Rosetta para personas con autismo o discapacidad intelectual
agosto 8, 2013
computer-child
Estimula desde el hogar el uso eficaz de la tecnología
agosto 27, 2013

Amigo de muchos, amigo de ninguno: habla con tus hijos sobre la diferencia entre “amigos” y “conocidos” también en la red.

children-orange

children-orange Agregar como “amigos” a “desconocidos”, suena totalmente incongruente, sin embargo esta misma semana leíamos una vez más, como una persona que ha sido detenida en Zaragoza, se hacía pasar por un chico de 15 años en las redes sociales y llegó a tener más de 500 niños agregados como “amigos” a los que acosaba.

¿Se utiliza mal la palabra amistad en la actualidad? ¿Las redes sociales utilizan la palabra “amigo” cuando deberían decir “conocido”? ¿Por qué agregamos como “amigos” a “desconocidos”?Muchos son los usuarios que reconocen que tiene más relación con sus amigos a través del ordenador que en persona o sentirse más unido a sus amistades y familiares desde que utiliza redes sociales.Pero la carrera por agregar “contactos”, sobre todo entre los usuarios más jóvenes puede tener que ver con una desvirtuada comprensión del concepto “amigo” en Internet. Y de lo que no cabe duda es que las redes sociales han tenido mucho que ver en ello.Está claro que una buena red de “contactos” es recomendable en muchas ocasiones, como en la búsqueda de una mayor visibilidad de la información positiva del usuario, de sus intereses profesionales, para estar actualizado de las novedades de su sector o ámbito profesional…

Y que estar en contacto con amigos y conocidos es mucho más fácil con las redes sociales. Pero también que éstas, por mucho que incorporen mejoras, no podrán reflejar la complejidad de las relaciones humanas.

Ahora bien, si las utilizamos, no nos queda más remedio que invertir parte del tiempo que estemos conectados, en trabajar por nuestra seguridad y nuestra privacidad, dedicar un tiempo todos los meses a cuidar la información que incluimos y la visibilidad que le damos, esto es, gestionar nuestra privacidad.Y no podemos olvidarnos de ser conscientes de las obligaciones que tenemos con respecto a los demás, es decir, el respeto a la privacidad de nuestros “amigos” por ejemplo no publicando fotos de quien no quiere aparecer en Internet o de quien no tenemos permiso expreso.

En otras ocasiones, hemos tratado en este mismo espacio el acceso de las y los menores a las redes sociales y la protección de datos de carácter personal. No estaría mal que cuando nuestros menores quieran formar parte de una red social, además de hablarles sobre la intimidad, la configuración de la privacidad, el derecho a la protección de datos personales… les hablemos también del valor de la amistad.

El pasado 30 de julio se celebró el día Internacional de la amistad. Fue instaurado en 2011 por la Asamblea General de la ONU para impulsar la idea de que la amistad entre pueblos, países, culturas y personas puede inspirar iniciativas de paz y tender puentes entre las comunidades.

Está claro: “Quien tiene un amigo, tiene un tesoro.”