Nuestro experto en concierto
enero 18, 2013
Historia de la Copa del Rey (IV): Récord de anotación en una final
enero 22, 2013

Identificar el problema: el primer paso para alcanzar la solución

Es primordial mejorar el conocimiento sobre la experiencia de las y los menores respecto al uso que hacen de las Tecnologías de la Información y la Comunicación, sobre su percepción ante los posibles riesgos y sus formas de responder ante ellos.

Este conocimiento es el que nos permite reorientar políticas de promoción de entornos online más seguros para los menores y/o elaborar recomendaciones dirigidas específicamente a las diversas partes implicadas: padres y madres, centros educativos, industria…

Esta semana, leíamos la publicación de dos interesantes estudios:

Estudio de conductas adictivas a Internet entre adolescentes europeos. Un estudio de la Unión Europea con la participación de 7 países entre los que se encuentra España, a través de Protégeles.

Os compartimos algunos de los resultados que nos ofrece: España presenta los mayores índices de riesgo de adicción a Internet (el 21,3% de los adolescentes españoles entre 14 y 17 años). El 27,8% de las y los menores españoles utilizan Internet hasta el punto de dejar de hacer actividades como jugar al fútbol o salir con sus amigos.

Sin embargo, España es el país en el que menos casos de ciberbullying se producen, con un 13% frente a la media europea que se encuentra en el 22%.

Por su parte, el último informe de Eu Kids Online nos muestra, por ejemplo, que los riesgos digitales afectan con mayor frecuencia e intensidad a los menores con problemas psicológicos, puesto que tienen menor capacidad de reacción online y suelen mostrarse más pasivos a la hora de abordar el problema. Además, el daño causado en estos menores es de mayor intensidad.

La estabilidad emocional contribuye positivamente a la capacidad de reacción ante los riesgos y la mayor confianza en uno mismo incidirá directamente en una reacción proactiva ante los mismos.

En muchas ocasiones, las soluciones a los problemas que nos preocupan son sencillas y están al alcance de nuestra mano. Lo importante es reflexionar sobre estas situaciones y tomar cartas en el asunto.

Estas son algunas de las recomendaciones que os ofrecemos de la mano de Eu Kids Online:

  • Se debe animar a padres y madres a permanecer cerca mientras los menores se conectan, hablar habitualmente sobre las actividades online del menor, compartir tareas con él o ella, dar consejos relativos a un uso seguro de internet, y comprobar qué hacen los menores online.
  • Enseñar cómo usar estrategias activas online desde una edad temprana, por ejemplo cómo bloquear al emisor, cómo borrar mensajes,…
  • Ayudar a los niños y niñas a superar sus problemas psicológicos y mejorar su autoestima, prestando especial atención a las niñas en relación con los riegos sexuales.
  • Promover un mayor acercamiento a la tecnología por parte de los adultos. Los padres y madres que son usuarios habituales se sienten más seguros al orientar a sus hijos e hijas en Internet.
  • Mejorar las habilidades digitales entre el profesorado porque gran parte carece de la confianza necesaria en sus habilidades digitales. De esta forma se contribuiría a mejorar la resilencia de las y los menores, es decir su capacidad de sobreponerse.

Os dejamos aquí acceso al Informe completo.