BASES DE LA PROMOCIÓN Concurso E-sports en Twitter entradas para final Superliga LOL en Tenerife Agosto 2019 –
agosto 22, 2019
FibraEstudiantes
Lanzamos una oferta de fibra simétrica 100 Mb para estudiantes
agosto 26, 2019

¿Miedo a instalar una ‘app’? Te ayudamos a saber si es segura

Cómo saber si la app que usamos es segura

Mientras tú no te despegas del smartphone, los ciberdelincuentes aprovechan esa dependencia tecnológica para lanzar sus ataques.

Cómo saber si la app que usamos es segura

Cuando instalamos una nueva aplicación, tendemos a pensar que es segura. Pero es importante saber que, a pesar de proceder de una web en la que confiamos plenamente, puede estar expuesta a diferentes vulnerabilidades.

Espiar nuestra actividad, robar información personal y financiera para enviarla a terceros o ejecutar un código oculto para el usuario pueden ser algunos de los peligros. Por eso, queremos darte algunos consejos para que puedas estar mucho más seguro a la hora de instalar cualquier aplicación.

¿Quién la ha desarrollado?

Para saber si una app es segura, debemos fijarnos en quién es su creador. Investigar sobre la empresa que ha lanzado la aplicación nos ayudará a decidir si podemos confiar en ella o no.

Elegir los productos de marcas que ya conocemos y dejar de lado las que no ofrecen referentes puede ser un buen consejo. Puedes también investigar qué otras apps ha desarrollado la empresa. Si solo tiene esa aplicación en el mercado o si es propietario de alguna app que te parece un fraude, puede que la que estás a punto de descargar también lo sea.

Comprueba si la empresa tiene una web oficial y cómo es. Si no la encuentras, mala señal.

Lee los comentarios

Usamos muchas apps cada día que pueden no ser seguras

En internet, todos estamos más informados gracias a las críticas que otros usuarios hacen sobre un producto. No todas las opiniones tienen que ser positivas; de hecho, es mejor desconfiar si los comentarios solo hablan de las virtudes de la app. Además, es útil fijarse en si las buenas críticas están bien argumentadas o si solo son una lista de alabanzas.

También es importante observar si los desarrolladores responden a las preguntas y problemas técnicos que los usuarios exponen. Nos dará una idea del compromiso del autor con la fiabilidad del producto.

Aplicaciones consolidadas

Es mejor descargar aplicaciones que ya llevan un tiempo en el mercado y han demostrado su utilidad. Hay que desconfiar de las más nuevas o de las que no han generado comentarios.

También es importante comprobar que los autores actualizan las aplicaciones de vez en cuando para solucionar posibles fallos.

El número de descargas

Una aplicación muy bien valorada pero con pocas descargas puede ser un fraude. Comprueba las estadísticas antes de descargarla. Cuántas más personas usen esa herramienta, más fiable será. Tienes estos datos en la ‘Información adicional’ de la aplicación.

Los permisos

Que no te dé pereza comprobar esta información. Para saber si una app es segura, es importante leer la ‘letra pequeña’. Viene a ser como el contrato entre creador y usuario.

Cuando nos descargamos una app, podemos estar dando acceso a nuestra información privada. Si nos piden demasiados permisos o estos afectan a la cámara, los contactos o, en general, el material más personal, debemos usar nuestro sentido común. ¿Realmente es necesaria esa información para poner en marcha la aplicación? Si la respuesta es no, tal vez haya intenciones ocultas.

Aplicaciones imposibles

Muchas veces, nos descargamos una aplicación porque nos parece divertida y despierta nuestra curiosidad. Pero ¿qué nos ofrece? Si su utilidad es discutible, tal vez estemos ante malware.

Un ejemplo real de lo que decimos lo tenemos en la app de ‘Escáner desnudo’, que prometía mostrarnos sin ropa a las personas que enfocáramos con el móvil. Aunque era sencillo adivinar que este objetivo era imposible, muchas personas la descargaron y acabaron suscritas a un servicio de mensajería prémium.

Ortografía y gramática

Al igual que ocurre con los correos fake, podemos hacernos una idea de si una app es segura o no fijándonos en cómo está redactado el texto y si contiene faltas de ortografía.

Un desarrollador que ha invertido cientos de horas en crear un app real y segura no va a desperdiciar todo su esfuerzo con una carta de presentación llena de errores o incongruencias.

Compara antes de elegir

Si no buscas una app específica, sino que dudas entre varias que te ofrecen la misma utilidad, compáralas antes de decidirte. Echa mano de los consejos que te hemos dado: comentarios, número de descargas, actualizaciones, identidad del desarrollador…

Un fraude muy común es lanzar aplicaciones falsas con nombres o iconos muy parecidos a las de oficiales. El único objetivo es engañar al usuario menos avispado.

Imágenes y capturas

Para vender su producto, los desarrolladores acompañan sus apps de imágenes y capturas de pantalla de la aplicación para que resulten más atractivas para el usuario.

Fíjate en cómo son esas imágenes porque también te dirán si una app es segura. Un diseño pobre, capturas de baja calidad o que no muestran la interfaz real han de despertar tu desconfianza. En ocasiones, pueden incluso usar capturas de otras aplicaciones.

Por Noelia Martínez

Imágenes | Photo by bruce mars on Unsplash, Photo by Gilles Lambert on Unsplash, Photo by Rami Al-zayat on Unsplash, Photo by Daria Nepriakhina on Unsplash