Junior Achievement y Orange retan a emprendedores universitarios a mejorar la seguridad infantil en Internet Móvil
diciembre 10, 2012
Una educación de calidad en el Día de los Derechos Humanos
diciembre 10, 2012

Navegación Segura: Hablemos de Identidad Digital con los menores

Hablamos de Identidad Digital para referirnos al conjunto de rasgos propios de un individuo que lo caracterizan frente a los demás, en Internet. Los datos personales tales como las fotografías, los contactos que aceptamos, las afinidades a determinadas causas o el tipo de mensajes que escribimos ofrecen una determinada imagen sobre nosotros.

Cuando hablamos de Reputación Digital, en términos sencillos, nos estamos refiriendo a si esa información genera una imagen positiva o negativa del individuo.

Un caso cada vez más frecuente que ejemplifica una mala gestión de la Identidad Digital, es la pérdida de oportunidades profesionales por mantener un perfil online de carácter muy personal, accesible para las personas que están planteando contratarnos.

En la vida offline, por lo general somos conscientes de que alguien nos está conociendo, bien porque entablamos una conversación o bien porque se establece un contacto visual. El hecho de ser conscientes de que una persona se está formando una impresión de nosotros, nos anima a cuidar al máximo nuestra imagen. En determinadas situaciones, incluso extremamos este cuidado, como por ejemplo en una entrevista de trabajo.

Mientras que en la vida diaria una persona puede, con mayor o menor facilidad, poner fin o modificar alguno de los rasgos diferenciadores que conforman su Identidad, en Internet borrar el rastro que van dejando nuestras decisiones no es siempre tan fácil. La identidad digital perdura y cuanto más tiempo pasa, más difícil es eliminarla por completo o modificar sus raíces.

Desde este punto de vista parece claro que la identidad digital requiere un mantenimiento y un cuidado especial, del mismo modo que las personas cuidan su apariencia, sus amistades y su forma de hablar. Y de la misma manera que vigilamos nuestras expresiones y nuestras actitudes ante nuestros hijos e hijas o ante nuestro alumnado.

Es importante que los conceptos de Identidad Digital y Reputación Online formen parte de nuestro vocabulario y que hablemos con los y las menores sobre la manera de mantener una Identidad Digital positiva que no hipoteque su futuro personal o profesional.

Recordemos que las opciones de privacidad de los diferentes servicios o aplicaciones que podemos encontrar en Internet, están íntimamente vinculadas a la gestión de la Identidad Digital por lo que una configuración adecuada y una revisión periódica, pueden ser el primer paso para una gestión adecuada de nuestra Identidad Digital.