copa-malaga
Un año más, patrocinamos la Copa del Rey de baloncesto
febrero 6, 2014
hola_fabiola_grupo3_personajes
Nuevos cursos de Hola Fabiola
febrero 7, 2014

¿Está legislado el patrimonio digital?

security

securitySon millones las cuentas y perfiles de las personas que fallecen y que siguen fluctuando por la red. De hecho un estudio publicado hace aproximadamente un año, indicaba que más de 30 millones de perfiles de Facebook pertenecían a muertos.

La pregunta parece obvia: ¿Qué pasa con la identidad digital de las personas que fallecen? ¿Que si existen redes sociales de muertos? Claro que sí. Parece ser que con el objetivo de compartir recuerdos, fotos, vídeos para mantener el recuerdo de amigos y/o familiares fallecidos. La muerte siempre ha sido un negocio y lo seguirá siendo.

Epilogable; InMemoriam son algunos ejemplos de redes sociales que “facilitan” honrar a los familiares fallecidos Se pueden crear perfiles de las personas muertas, donde los familiares y amigos pueden añadir fotografías, vídeos, dejar mensajes o incluso, en algunos casos, encender velas en recuerdo de su ser querido. Otras, facilitan por ejemplo la generación automática de esquelas. En definitiva crean una huella digital para mantener el recuerdo de sus fallecidos.

Incluso el propio Facebook tiene su espacio para los muertos denominado “Perfiles conmemorativos” creado en la misma línea que los anteriores: guardar y compartir los recuerdos de quienes han fallecido”. En este caso son los familiares o amigos más próximos los que pueden notificar su fallecimiento (aportando algún documento que así lo atestigüe) y convertir su cuenta en perfil conmemorativo.

Pero recientemente han surgido nuevos servicios. En estos casos no son los familiares quienes dan el paso para honrar a sus fallecidos. Son estos, los muertos, quienes, previamente, se han suscrito a un servicio que les permitirá registrar el último tuit o publicar una despedida para sus “amigos”, incluso un álbum de fotos preparado para tal ocasión, también a modo de despedida.

Y lo podrán hacer en todas las plataformas o redes en las que tienen un perfil. En unos casos, generando un código que se pasará a la persona de confianza designada por el difunto, quien al recibir la notificación de su muerte, podrá activar los últimos mensajes que seleccionó el fallecido para ese momento.

Otros como milegadodigital.com ofrecen además servicios relacionados con el borrado de todos los perfiles que pudiera tener el fallecido.

¿Está legislado el patrimonio digital? ¿Y tú qué harías?