murcia-4g
Orange lanza sus servicios 4G en Murcia con una inversión de 5 millones de euros
julio 15, 2013
logo_orange_perfil
Orange y el Ayuntamiento de Málaga aplican novedosas soluciones tecnológicas a la gestión de vados
julio 17, 2013

El acceso de las y los menores a las redes sociales y la protección de datos de carácter personal

kid-online

kid-onlineNiños y niñas, a edades cada vez más tempranas, quieren acceder a las diferentes redes sociales en las que sus amigos, amigas y familiares participan activamente compartiendo todo tipo de información, fotografías, videos…

A Twitter, Facebook, Instagran, Tuenti… se van incorporando cada vez un mayor número de menores de 14 años, en muchas ocasiones sin que sus padres tengan información de ello y sin haber dado el consentimiento expreso para el acceso a los datos de carácter personal de estos menores. Niños y niñas están compartiendo información propia, de sus familias y de otros menores sin que sus representantes legales tengan conocimiento de ello.

La legislación española es protectora con los menores de 14 años y así en el Real Decreto 1720/2017 que desarrolla la Ley Orgánica de datos de carácter personal, en el artículo 13 sobre “Consentimiento para el tratamiento de datos de menores de edad” indica que• “Podrá procederse al tratamiento de los datos de los mayores de catorce años con su consentimiento, salvo en aquellos casos en los que la Ley exija para su prestación la asistencia de los titulares de la patria potestad o tutela. En el caso de los menores de catorce años se requerirá el consentimiento de los padres o tutores.

Es necesario tener en cuenta que un dato de carácter personal es aquel que identifica a una persona y las fotografías los son. Por ello, las imágenes de menores de 14 años en las que se reconozca a la persona, antes de ser recogidas y publicadas, deberán tener el consentimiento de padres o tutores.

Este tipo de cuestiones han de abordarse en el hogar ya que es muy importante que las y los menores sean conscientes del tipo de información de carácter personal ya que pueden estar compartiendo datos sin permiso, siendo aún más grave si se trata de datos de información de menores de 14 años.

Plantear estos temas en familia permitirá, por un lado, que los menores tomen conciencia de lo que puede suponer participar de forma activa en las redes sociales y la información que en ellas comparten. Por otro lado, padres y madres podrán comprender mejor las razones por las cuáles sus hijos e hijas quieren ser miembros de estas comunidades, pudiendo además identificar los riesgos que estos corren.

Practicar el egosurfing en familia puede ser una buena disculpa para abordar el tema. Esta práctica consiste en realizar búsquedas con el nombre y apellidos para conocer qué información (datos, imágenes, noticias…) están almacenadas en Internet. Los accesos a los perfiles de redes sociales suelen mostrarse en las primeras entradas.

Es importante que padres y madres conozcan el funcionamiento de las diferentes redes sociales en las que están o quieren participar los y las menores, así como con quién se comparte esa información. Conocer la política de privacidad de la red social en la que el menor quiere participar, leerla con detenimiento y configurar adecuadamente las opciones de privacidad contribuirá a que las y los menores hagan un uso más responsable de estos espacios de participación en la red. Por ejemplo, en muchos casos ni menores ni sus padres son conscientes de que la información que están compartiendo en Twitter es totalmente pública y esta red está teniendo un gran incremento de adolescentes y preadolescentes en los últimos meses (Menos Facebook y más Twitter).

En el artículo “Enseñar privacidad a nuestros hijos”, se aborda la necesidad de abordar estos temas de forma integral con la implicación de la industria, de la universidad y autoridades educativas y, por supuesto, de padres, madres y adultos en relación con menores.