nuevo_livebox-300x230
Llegamos al millón de clientes del Livebox 2.1.
enero 10, 2014
¡Ya son 18 ciudades 4G!
enero 13, 2014

Convirtamos la tecnología en aliada de la familia en pro de una mejor educación

papa-tablet

papa-tabletLos Reyes Magos han venido cargados de Smartphone y tablets. Convertir la tecnología en aliada de la familia es fácil si estamos atentos e invertimos un poquito de nuestro tiempo.

Los menores nos ven como modelos a imitar, por tanto, comportémonos como tales. Si les pedimos a nuestros hijos moderación en el uso del Smartphone, no utilizarlo en determinados momentos como la hora de la comida o la cena, silenciarlo cuando asistimos a eventos, conferencias, cuando vamos al cine o al teatro… seamos nosotros los primeros en respetar estas normas básicas de educación.

Ayúdale a localizar herramientas y aplicaciones que le sirvan de apoyo para determinadas materias, aquellas en las que tenga más dificultades o las que más curiosidad y motivación le despiertan. En ambos casos les ayudarán en su aprendizaje. ¿Un ejemplo?: The Human Body App, considerada una de las mejores apps educativas.

Les puedes enseñar a organizar y planificar sus tareas, a crear fichas resúmenes para los exámenes, a crear mapas mentales e incluso a tomar apuntes fácilmente y enriquecerlos con imágenes, vídeos, presentaciones… que sin duda les facilitaran de forma extraordinaria y divertida la preparación de sus exámenes. ¿Cómo? Por ejemplo con Examtime. O bien una aplicación para tener siempre presente: iRae para resolver todas las dudas lingüísticas y ortográficas.

¿Y con los más pequeños?

Todo vale cuando se trata de motivar hacia el lenguaje oral y escrito como medio de expresión, también utilizar para ello la tecnología que enriquece los textos y las ilustraciones con sonidos, animaciones, interactividad…

Como indica Xavier Bringué, los niños más reacios a la lectura encuentran un estímulo en las narraciones infantiles de las tabletas. La posibilidad de interactuar con la pantalla, la abundancia de imágenes y vídeos, les ayudan a despertar el interés de los pequeños por las letras. Padres y madres no debemos cometer el error de pensar que aprender a leer significa leer lo mismo y de la misma manera que nosotros leíamos de pequeños: eso es un error.

Y al mismo tiempo que ayudas a tus hijos a descubrir buenos usos de la tecnología, pacta con ellos los tiempos y usos en función de sus edades, nivel de madurez… Una serie de normas que han de entender y respetar y que deben incluir unas consecuencias cuando se sobrepasan los límites establecidos y aceptados por toda la familia.

Porque recuerda, todos los miembros de la familia debéis estar de acuerdo acerca de las normas de convivencia establecidas, digitales o no.