Cómo ser el mejor informado sobre 5G y EuCNC 2019
junio 17, 2019
tren autónomo
¿Qué llegará antes: los coches sin conductor o los trenes autónomos?
junio 20, 2019

Laurent Paillassot, consejero delegado de Orange España, reivindica en Valencia el papel de Europa en la carrera por el 5G

Valencia reúne desde hoy y hasta el próximo 21 de junio a profesionales y empresas de todo el mundo que compartirán experiencias y opiniones sobre el futuro de la nueva tecnología 5G en el marco de los eventos Global 5G Event y European Conference on Networks and Communications (EuCNC).

Tal y como ha puesto de relieve Laurent Paillassot, consejero delegado de Orange España, en la sesión inaugural del 7º congreso “5G Global Event”, las oportunidades que presentan las redes 5G en términos de ubicuidad, mayor velocidad, baja latencia o conexión masiva de objetos parecen casi ilimitadas. Además, el 5G supondrá también una ruptura en materia medioambiental, ya que reduce el consumo de energía por giga en comparación con las tecnologías anteriores, lo que nos permitirá limitar el impacto del carbono de la explosión de datos actual y futura.

Sin embargo, aún existen diversos desafíos que han de ser afrontados, no solo en España, sino en toda Europa, para que se lleve a cabo con éxito el despliegue completo de esta nueva tecnología. “Solo podemos ganar la carrera por el 5G en nuestros respectivos países si gana Europa, que a su vez opera en una dimensión global. Esta segunda ola digital es un juego de competición mundial entre continentes”, ha declarado Paillassot.

El primer reto que ha puesto de relieve el consejero delegado de Orange España es la necesidad de un mercado europeo unificado y enfocado en el desarrollo de una I+D europea, que pueda competir a nivel mundial. 

El segundo desafío es la consolidación de los jugadores de telecomunicaciones europeos, con tamaño y capacidad de inversión suficiente para competir también en un entorno global.

“Si queremos que el sector de las telecomunicaciones siga contribuyendo significativamente a la economía europea, no debemos ser condenados a mantener un tamaño ‘subcrítico’. El despliegue de redes de nueva generación, fijas y móviles, la adquisición de licencias de espectro relacionadas, la racionalización de las tecnologías 2G / 3G / 4G… representan un gran esfuerzo de inversión en beneficio de todos y no podemos resignarnos a contar con la mitad de la inversión per cápita que Estados Unidos, por ejemplo. Debemos competir entre continentes con más músculo, con las mismas fuerzas”, ha reclamado Paillassot.

Finalmente, el tercer desafío es contar con un terreno de juego equilibrado, diferente del actual, que favorece claramente a los OTT, que no tienen las mismas obligaciones de los operadores.

“Necesitamos que, a mismos servicios, se apliquen las mismas reglas. No podemos seguir con un escenario en el que los gigantes de Internet disfrutan de un entorno cada vez más ilimitado y desregulado, mientras las telecos, que invierten localmente y generan empleo, están sujetas a cada vez mayores obligaciones regulatorias y fiscales”, ha manifestado el consejero delegado de Orange España.

En resumen, “tenemos que actuar con rapidez y debemos unir fuerzas con gobiernos, reguladores y empresas, tanto públicas como privadas, nuevas empresas y grandes empresas, para impulsar los cambios necesarios en Europa, que no son otros que una regulación más coordinada y flexible, adaptada a la realidad de los mercados europeos y globales, más equilibrada y que valore por igual la competencia y la inversión”, ha concluido.

Orange España, a la vanguardia en el desarrollo futuro del 5G

En lo que se refiere a España, Laurent Paillassot ha evidenciado el papel protagonista que la filial de Orange quiere adoptar en el desarrollo futuro del 5G. Al mismo tiempo, también ha manifestado que el lanzamiento de los servicios sobre esta nueva tecnología en nuestro país aún llevará algún tiempo debido a condicionantes tales como la asignación de frecuencias, la definición de los estándares de latencia y conexión masiva de objetos o la presencia de suficientes teléfonos inteligentes compatibles en el mercado.

Según el máximo ejecutivo de Orange España, el desafío clave está en el sector B2B, y el beneficio completo de 5G vendrá con la tecnología ‘Stand Alone’ que permite el ‘slicing’ de la red. “Esto se normalizará en 2020 y la disponibilidad de sensores y dispositivos B2B probablemente estará disponible a gran escala de alrededor de 2022 en adelante”. 

Mientras tanto, Orange, en colaboración con entidades, empresas de diversos sectores industriales y fabricantes, desarrollará distintas experiencias encaminadas a probar las múltiples posibilidades que aplicación de esta nueva tecnología. En este sentido, Orange España está llevando a cabo  pilotos en 7 ciudades con distintos casos de uso, como el turismo inmersivo, el automóvil conectado, la Industria 4.0, el soporte experto remoto aplicado a la industria y las emergencias, la seguridad (videovigilancia y reconocimiento facial), entre otros.

“La adopción será más rápida en sectores que ya están aprovechando 4G LTE, como servicios públicos, fábricas de automóviles, minas. Para otros sectores, todos los pilotos que se están realizando actualmente ayudarán a iniciar la curva de aprendizaje de 5G”, ha declarado Paillassot.