Samsung Galaxy S10 llega a Orange
febrero 20, 2019
Reforzamos la capacidad de nuestra red 4G en las Fallas de Valencia
febrero 22, 2019

Orange España aumenta sus ingresos 3 puntos en 2018, hasta los 5.349 millones de euros, con un incremento en la rentabilidad del 8,4

Los ingresos de Orange España durante el ejercicio 2018 alcanzaron un total de 5.349 millones de euros, lo que representa un 3% más que en el año anterior (+2,2% incluidos impactos regulatorios). Esta progresión ha sido posible gracias al crecimiento en la facturación por servicios “retail” (B2C+B2B) -que incluyen servicios convergentes, solo fijo, solo móvil e IT & integración- en un 1,2%, hasta los 3.855 millones de euros. En esta partida destaca el aumento del 3,1% en los ingresos por servicios convergentes durante el último año, hasta 2.143 millones de euros.

Por su parte, los ingresos por servicios mayoristas se incrementaron un 7,5%, hasta 810 millones de euros; y también destaca el importante aumento en la facturación derivada de la venta de equipos, que ascendió a 684 millones, un 2,3% más en el año.

En lo que se refiere a los ingresos de Orange España en el último trimestre de 2018, estos alcanzaron los 1.375 millones de euros, un 3,3% más que en el mismo periodo del año anterior(2,4% incluidos impactos regulatorios), continuando la tendencia positiva de trimestres anteriores.

La facturación por servicios “retail” (B2C+B2B) fue de 962 millones de euros, entre octubre y diciembre, con un crecimiento en los ingresos por servicios convergentes del 1,9% hasta 539 millones. Por su parte, los ingresos por servicios mayoristas aumentaron un 18,2%, hasta los 228 millones;  y los ingresos procedentes de venta de equipos crecieron un 0,5%, hasta los 185 millones de euros.

Por último, el negocio de empresas también ha contribuido de manera significativa a los buenos resultados de Orange en 2018, con una gran variedad de soluciones centradas en el cliente, con dos motores: datos y software. Estos nuevos servicios han impulsado un crecimiento del 5% en este segmento.

En el total del año 2018, Orange aumenta el EBITDA un 8,4%, hasta los 1.700 millones (783 millones en el primer semestre y 917 millones en el segundo).  El EBITDA de la compañía representa un margen sobre ingresos de 1,8 p.p., hasta alcanzar el 31,8%.

Orange España invirtió un total de 1.120 millones de euros en 2018 -lo que representa un 21% sobre sus ingresos-. Gracias a esta inversión, la compañía cuenta ya con una cobertura de telefonía móvil de cuarta generación sobre el 96,9% de la población española y alcanza con su red de fibra a 14 millones de hogares en España, un 16% más que el año anterior.

La compañía ha conseguido cerrar el año 2018 con 20.341.000 clientes, de los cuales 16.186.000 son de telefonía móvil más de 9,7 millones de ellos son de 4G y 4.155.000 de banda ancha fija (con 2.883.000 clientes de fibra óptica, un 28% más que el año anterior). Asimismo, Orange cuenta ya en España con 716.000 clientes de televisión, un 14% más que el año anterior.

Unidad de negocio solo móvil: siguen aumentando los clientes de contrato, de mayor valor.

Orange finalizó 2018 con más de 16.186.000 clientes de telefonía móvil, un 0,9% más que el año anterior en bases comparables, incluyendo República Móvil en 2017 (1,8% sin República Móvil). Durante el año pasado, Orange aumentó su base de clientes de contrato un 2,3%,en bases comparables, incluyendo República Móvil en 2017 (3,1% sin República Móvil) hasta los 13.477.000.

Al cierre del año pasado, la compañía contaba con más de 9,7 millones de clientes 4G. La cobertura 4G de Orange a finales de 2018 alcanza al 96,9% de la población española, incluyendo todas las capitales de provincia.

La red de Orange da servicio a 3.265.000 clientes de operadores móviles virtuales (incluyendo República Móvil) con los que ha alcanzado acuerdos (9,9% más que en el año anterior). La red móvil de Orange es la que ofrece servicio a un mayor número de clientes en España.

Unidad de negocio fijo: rápido despliegue de fibra, cuya huella alcanza ya los 14 millones de hogares, y fuerte crecimiento en televisión.

Orange ha finalizado 2018 con un total de 4.155.000 clientes de banda ancha fija, con un crecimiento del 0,1% respecto al año anterior. El 85% de los clientes residenciales de banda ancha fija ya disfruta de ofertas convergentes.

La compañía ha experimentado una tendencia positiva en su negocio de banda ancha fija durante el segundo semestre del año, gracias al buen desempeño comercial de sus marcas convergentes, así como a una acertada estrategia en contenidos de fútbol.

Cabe destacar la fuerte progresión del número de clientes de fibra de Orange, que ya suma 2.883.000 clientes, lo que supone un incremento del 27,6% sobre la cifra correspondiente al año anterior.La compañía ha liderado el crecimiento en altas netas de fibra durante 10 trimestres consecutivos, sumando 162.000 nuevos clientes en el cuarto trimestre y 623.000 en el año.

Además, y gracias a la calidad de su oferta audiovisual, Orange ha aumentado en un 14,5% su base de clientes de televisión, alcanzando los 716.000 clientes.

La red de fibra de Orange llega ya a 14 millones de hogares, un 15,7% más que el año pasado, lo que reafirma el incuestionable compromiso de Orange con el despliegue de fibra en España, con la que espera llegar a 16 millones de hogares el próximo año.

Nuevas propuestas comerciales en todos los segmentos de mercado.

En las últimas semanas, la compañía ha reforzado su apuesta comercial con el lanzamiento del nuevo posicionamiento Orange LOVE, que permite la personalización de su oferta convergente, adaptándola a la necesidad de cada hogar.

Asimismo, a través de Jazztel, ha lanzado la nueva “Doblemente irresistible”, la tarifa multilínea más abundante de la historia de la marca, tanto en fijo como en móvil.

Por otra parte, Amena ha seguido profundizando en su propuesta de convergencia “low cost” con el lanzamiento de una tarifa que incluye fibra gratis, 4GB de datos y llamadas ilimitadas por 16,95€.

De esta forma, Orange dispone de una estructura de marcas muy asentada y complementaria, en función del segmento de mercado al que se dirige. La compañía cuenta así con: Orange, con una oferta convergente “premium”; Jazztel, para optimizadores del valor; Amena, “no-frills” y digital y ahora Simyo y República Móvil para aquellos clientes móviles que buscan el precio más ajustado. Orange accede así a todo el mercado con servicios adaptados a las necesidades de cada cliente.