Contenidos de televisión en todas las tarifas, máxima abundancia de datos y packs con precios cerrados, ejes de la nueva oferta convergente de Orange
julio 30, 2020
Orange lanza su oferta de fibra para estudiantes desde solo 30,95€
julio 31, 2020

Orange España ingresa 2.503 millones de euros en el primer semestre de 2020 y alcanza un EBITDAaL de 728 millones hasta junio

Orange España ha registrado unos ingresos de 2.503 millones de euros en el primer semestre de 2020, un 4,6% menos que en junio del año anterior. En el segundo trimestre del ejercicio, la compañía facturó 1.216 millones de euros, con un retroceso del 6,8% respecto al mismo periodo de 2019, debido a la paralización parcial de su actividad por la crisis COVID-19 y la deriva general de la industria hacia el segmento low cost.

Este mismo escenario ha impactado también en la rentabilidad de Orange España, que registró un EBITDAal de 728 millones en el total del semestre, un 7,5% menos que en el mismo periodo de 2019.

En el apartado de inversiones, de enero a junio de 2020, Orange contabilizó un total de 392 millones de euros -lo que representa casi un 16% de sus ingresos-, cantidad destinada fundamentalmente al despliegue de infraestructuras de nueva generación, fijas y móviles. Las inversiones se han reducido, sin embargo, casi un 26% respecto al mismo semestre del año anterior, debido a la paralización parcial de las actividades durante el estado de alarma.

A 30 de junio de 2020, la filial de Orange en España cuenta con 19.829.000 clientes, de los que 15.863.000 son de servicios móviles y 3.966.000 de banda ancha fija.

La apuesta de Orange por el avance de redes de comunicaciones de nueva generación en España, tanto fijas como móviles, se refleja en el peso creciente de los clientes de fibra y 4G en su cartera. Así, 3.192.000 clientes de la compañía disfrutan ya de sus servicios sobre FTTH mientras que los usuarios de 4G alcanzan los 10.918.000 millones clientes. En cuanto a Orange TV, la plataforma de Orange alcanza los 672.000 abonados a cierre del semestre.

En otro orden de cosas, los servicios mayoristas continúan apoyando el negocio en España con crecimientos muy significativos. La facturación derivada de esta actividad ascendió a 449 millones de euros a 30 de junio, un 7,6% más que hace un año, con un crecimiento del 10,4% en el último trimestre, hasta los 229 millones de euros.

La convergencia sigue siendo uno de los pilares del negocio de Orange, y representa ya el 85,1% de los clientes de banda ancha fija. Los servicios convergentes registraron unos ingresos de 1.020 millones de euros en el primer semestre del año, con una reducción del 2,8% respecto a 2019. En el segundo trimestre de 2020, la convergencia aportó de 502 millones de euros al negocio de la compañía (-3,1%).

Cabe señalar, que incluso en un contexto de mercado cada vez más agresivo y tendente al bajo coste, el ARPU convergente del conjunto de marcas Orange se mantiene estable de año a año, en 57,5€.

Negocio solo fijo: Orange amplía su presencia en el mercado convergente low cost y sigue creciendo en fibra

En el total de enero a junio, los ingresos por servicios solo fijo de Orange en España llegaron a 238 millones de euros, con un descenso del 6,1%. En lo que se refiere al segundo trimestre, los ingresos de esta unidad de negocio alcanzaron los 114 millones de euros (-10,8%), debido especialmente a la paralización de las portabilidades fijas durante el estado de alarma.

Al finalizar el primer semestre, la compañía contaba con 3.966.000 clientes de banda ancha fija, de los que el 85,1% (0,7pp más que el pasado año) disfruta en la actualidad de ofertas convergentes.

En medio de un contexto de mercado cada vez más complicado, la compañía mantiene su estrategia por ofrecer soluciones competitivas y adaptadas a todo tipo de necesidades y clientes. En esta línea, lanzará próximamente un nuevo porfolio Love con la marca Orange ajustado a los requerimientos actuales de equilibrio entre abundancia y precio de la parte más alta del mercado, así como nuevas tarifas combinadas para el segmento medio, más sensible al precio, con Jazztel.

Además, se sigue reforzando en el mercado de los clientes de valor -el más rentable – con tarifas de datos ilimitados,  adquisición de los derechos para la emisión de LaLiga y la Champions League para la próxima temporada, y el crecimiento en la estrategia multiservicio (servicios bancarios, seguros, etc.).

Por otra parte, y de acuerdo a la evolución general de la industria hacia el low cost, Orange ha reforzado recientemente su posición en el segmento de la convergencia de bajo coste -donde ya contaba con la oferta de Amena- con el lanzamiento de nuevas propuestas comerciales a través de la marca República Móvil, y próximamente lo hará también con Simyo. De esta forma, todas las marcas de Orange dispondrán de una propuesta específica para sus clientes objetivo en el mercado fijo y de ofertas combinadas.

Mientras tanto, la compañía sigue creciendo en el mercado de la fibra. En este sentido, los clientes FTTH de Orange España suponen ya el 80,5% de la base de banda ancha fija, alcanzando la cifra de 3.192.000, lo que representa un crecimiento del 4% frente al primer semestre del año anterior. La compañía ha sumado casi 124.000 nuevos clientes de fibra en los últimos doce meses.

Orange continúa, al mismo tiempo, con su despliegue de fibra propia en España y dispone ya de 15,1 millones de hogares pasados con su red, afianzándose como la segunda mayor red de fibra óptica en España y una de las mayores en Europa. A lo largo del último año, la compañía ha ampliado su huella de fibra en 673.000 unidades inmobiliarias.

Cabe destacar el decidido apoyo que presta Orange a la privilegiada posición de España en redes de nueva generación a través de sus despliegues de infraestructura propia. Y por ello, mantiene su objetivo de alcanzar los 16 millones de hogares con tecnología FTTH de Orange a final de este ejercicio y ha aprobado la ampliación de sus planes de despliegue hasta los 18 millones de hogares en los próximos 3 años.

En otro orden de cosas, Orange España cuenta ya con 672.000 abonados a su servicio de televisión, un 1,2% más que el año anterior. Gracias al crecimiento del consumo durante los meses de confinamiento, y a pesar de la paralización de las competiciones de fútbol, la penetración de este servicio ha crecido hasta casi 17% sobre la base total de clientes de banda ancha de la compañía, lo que demuestra el creciente interés de la cartera por los contenidos de la televisión de Orange.

Negocio solo móvil: se mantiene el peso en la cartera de los clientes de contrato impulsados por las nuevas ofertas ilimitadas

En el total del primer semestre de 2020, los ingresos por servicios solo móvil de Orange España ascendieron a 517 millones de euros, un 11,5% menos que el mismo periodo del año anterior, mientras que de abril a junio retrocedieron un 13,1%-, hasta alcanzar los 250 millones, impactados por las medidas establecidas durante el estado de alarma. 

Orange finalizó junio de 2020 con 15,9 millones de clientes de telefonía móvil -un 3,2% menos interanual-, de los que 13,7 millones son clientes de contrato -con un crecimiento del 0,1%- y 2,2 millones de prepago. Los clientes de contrato de Orange, los de mayor valor, superan ya los 86% del total de la cartera móvil, impulsados, entre otras circunstancias, por las nuevas ofertas ilimitadas de Orange, que ha extendido también recientemente a la cartera de ya clientes de las tarifas Irresistible y Doblemente Irresistible Jazztel.

Orange España consolida una vez más su liderazgo en servicios 4G, donde cuenta ya con 10.918.000 clientesen su cartera de clientes de cuarta generación móvil (casi el 69% de la base de clientes de móvil), con un crecimiento cercano al 1% respecto al año anterior. La cobertura 4G de Orange es del 97,3% de la población española.

La red de Orange da servicio a 2.120.000 clientes de operadores móviles virtuales con los que ha alcanzado acuerdos.