Qué es la itinerancia de datos y cómo funciona en Orange
junio 23, 2019
‘FPB en Red’, un encuentro para conectar docentes y entidades educativas en torno a la FP Básica
junio 25, 2019

Orange y la DGT recomiendan no distraer con mensajes y llamadas a los conductores

Con la llegada del buen clima y la época estival, las carreteras españolas vuelven a llenarse de vehículos con jóvenes y mayores deseosos de aprovechar el tiempo libre para desplazarse fuera de sus lugares habituales de residencia. Por ello, y aunque las cifras de fallecidos en las vías se reducen cada año, nunca está de más recordar las terribles consecuencias de ciertos malos hábitos en la conducción, siendo el uso del móvil al volante uno de los más graves por el número de accidentes que provoca.

Por tal motivo, Orange y la Dirección General de Tráfico vuelven a unir fuerzas en torno a la iniciativa responsable #PorunusoLovedelatecnología,  con el objetivo de sensibilizar sobre los perjuicios del manejo de dispositivos cuando se conduce; una mala práctica que es ya, según la DGT, la primera causa de muerte en carretera, por delante del alcohol o el exceso de velocidad.

Y es que esta perniciosa combinación volante-móvil es demasiado frecuente en nuestros días. Baste decir que, según una encuesta de la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) realizada a 1.125 personas de entre 25 y 79 años, el 17% de los conductores reconoce que escribe o lee mensajes en el móvil mientras conduce. Un dato adicional: más de 1 de cada 3 españoles reconoce haber telefoneado, leído o escrito mensajes durante la conducción en el último año, según otro informe de la DGT.

¿Y si tu mensaje fuera el último que leyera tu hijo mientras conduce?

Según últimas estadísticas hechas públicas por la Dirección General de Tráfico, la conducción distraída o desatendida está detrás del 25% de los accidentes y del 31% de los fallecidos en nuestras carreteras. Solo llamar por teléfono mientras se conduce, ya multiplica por 3 el riesgo de accidente, mientras que enviar un mensaje multiplica hasta por 23 este mismo peligro.

¿Por qué, entonces, ponemos en riesgo a los que conducen intentando comunicarnos con ellos cuando sabemos que están en medio de un trayecto? ¿De verdad es necesario saber cuánto les queda para llegar a su destino o si se encuentran bien cada 5 minutos? Estas y otras preguntas del mismo estilo son las Orange invita a hacerse dentro de las familias, poniendo esta vez el foco en los padres. Y es que los progenitores son muchas veces, sin querer, el origen de los accidentes de sus hijos, precisamente por un exceso de celo e interés cuando estos viajan en su vehículo.

Para llamar la atención y advertir sobre este peligroso fenómeno, Orange, con la colaboración de la DGT, inicia hoy una campaña de difusión y concienciación en la página web https://usolovedelatecnologia.com, cuyos ejes son dos materiales audiovisuales:

Un  vídeo de ficción, que pretende generar interés y que surjan conversaciones de valor entre padres e hijos sobre el impacto que la situación en él retratada les produce. En este caso, la ficción que se expone, lamentablemente muy real, es la de un joven que recibe y mira un mensaje de su madre mientras conduce… y lo que ocurre después de este, aparentemente, inocente gesto. 

El segundo es un vídeo realista en el que participan adultos, acompañados de sus hijos e hijas, a los que se enfrenta a una situación en torno al fenómeno del mes, para que comprendan en qué consiste y sus secuelas. Para esta ocasión, y siguiendo la línea del vídeo anterior, se incita a los padres a hacerse una pregunta tan dura como la siguiente:

A continuación, tanto los padres como los hijos protagonistas de este vídeo experiencial reflexionan sobre “el después” de esa situación y lo que se debería hacer, por uno y otro lado, para no tener que verse nunca en la piel de los que la han sufrido.

Estos contenidos audiovisuales se complementarán en próximas semanas con campañas online y otros contenidos informativos con consejos y mensajes de expertos y educadores para reforzar el carácter didáctico de la iniciativa.

Unidos por la seguridad vial

Según los últimos datos hechos públicos por la DGT con estadísticas de siniestralidad de 2017, la distracción fue el factor de origen en un 28% de los incidentes con víctimas y en un 33% de los accidentes mortales. Entre los motivos, el uso del móvil es hoy uno de los más importantes elementos de dispersión, siendo catalogada como una práctica muy peligrosa por el 94% de los conductores.

Como ejemplo, marcar un número en el móvil a una velocidad de 120 km/h, supone recorrer sin ver la carretera una distancia aproximada de 429 metros, equivalente a unos 4 campos de futbol. Y escribir, un mensaje se traduce en unos 660 metros a ciegas.

Sin embargo, pese al riesgo que entraña, el 43% de los jóvenes reconoce que “wasapea” mientras conduce según otra encuesta realizada a más de 6.000 jóvenes europeos por RACC.

Según la AAA Foundation for Traffic Safety (Asociación Americana de Automovilismo), usar el móvil para mandar mensajes implica las tres formas de distracción: visual, mientras los ojos van leyendo la pantalla; cognitiva, ya que la mente está ocupada elaborando el mensaje; y manual, al teclear las letras o botones. Esto se traduce en un incremento en el tiempo de reacción ante cualquier eventualidad, cambios inesperados de carril, dificultad para frenar a tiempo o reducción de la capacidad auditiva, visual y psíquica, de forma que se multiplica por 23 la posibilidad de accidente.

Es por ello que Orange, con la colaboración de la DGT se ha implicado en esta campaña cuyo objetivo no es otros que salvar vidas.

Pere Navarro ha agradecido a Orange la campaña de concienciación hoy presentada,  que llama a realizar un uso responsable del móvil, no solo por parte de los conductores, sino también de las otras personas que sabiendo que van conduciendo, mantienen una comunicación con él. También ha animado a los proveedores de redes a seguir investigando junto con los fabricantes de dispositivos en soluciones tecnológicas que bloqueen la señal del móvil cuando se conduce.

Por su parte, Samuel Muñoz, ha destacado la importancia de la implicación de una empresa de telecomunicaciones como Orange en una campaña como esta, en torno al uso responsable de la tecnología al volante. “Como empresa tecnológica, y al mismo tiempo humana, tenemos una responsabilidad con nuestros clientes. Y por ello, a través de nuestra iniciativa Por un uso love de la tecnología invitamos a las familias a reflexionar sobre los beneficios que esta les reporta en sus vidas, pero también sobre otros fenómenos que preocupan en la actualidad en torno a la tecnología, como el sexting, el ciberbullying, los retos virales, el sharenting, la exposición de los menores o, en este caso, el uso responsable de los dispositivos durante la conducción. Simplemente queremos provocar esa conversación entre padres e hijos que nos ayudará juntos a crecer, aprender y a fomentar juntos comportamientos seguros y responsables.”

En este acto, además, se ha contado con la participación de dos de los protagonistas de este vídeo real, que, como adulto y como joven, han compartido con los asistentes las emociones, sentimientos y reflexiones resultantes de la experiencia que la iniciativa #PorunusoLovedelatecnología les invitó a vivir.

Con esta innovadora iniciativa, Orange avanza en su estrategia como empresa responsable y comprometida con la sociedad en la que opera. En línea con su posicionamiento Love, que busca acercar a las personas a aquello que más les importa, la marca ofrece consejos y recomendaciones para frenar algunos de los mayores inconvenientes derivados de un mal uso de las tecnologías y que sus usuarios puedan aprovechar al máximo todas sus ventajas.