El Consulado de Colombia en Barcelona promoverá la formación digital de los ciudadanos colombianos para facilitar su empleabilidad
noviembre 5, 2019
BASES DE LA PROMOCIÓN “Concurso Orange TV y Pack Música Premium Noviembre 2019 –
noviembre 6, 2019

¡Alerta, Google! Cómo no perderse nada con Google Alerts

un conejo a alerta ante cualquier novedad

Mantenerte al día de la actualidad de un tema concreto, monitorear una marca (propia o no) o buscar ofertas es posible con una única herramienta: las alertas de Google.

un conejo a alerta ante cualquier novedad

Esta herramienta gratuita de Google nos permite recibir en la bandeja de entrada del email, con la frecuencia que deseemos, información actualizada de la web sobre un tema concreto. Cada vez que alguien publica algo nuevo sobre una serie de palabras clave, los robots de Google lo detectan y nos lo sirven cómodamente en el correo electrónico. Te explicamos todos los detalles sobre Google Alerts.

El servicio de alertas Google

Google Alerts es ya un producto clásico, al menos en los tiempos que marca internet. Google, como tal, fue fundado en 1998. Tras unos años de pruebas y crecimiento en el mercado de las búsquedas, empezó a diversificar servicios. De aquellos primeros lanzamientos, pocos productos sobreviven hoy. Google Noticias y Google Alerts son dos de ellos.

El servicio de alertas de Google nació en 2003, antes incluso que dos iconos de la compañía como son Gmail y Google Maps. A grandes rasgos, Google Alerts es un servicio de detección de cambios de contenido web y notificación. Cualquier novedad en una web existente o cualquier nueva página que cumplan los criterios de búsqueda marcados por el usuario son detectadas por Google Alerts.

El servicio ha tenido altibajos. En 2013, Google reconoció que las alertas no estaban funcionando todo lo bien que deberían. Sin embargo, aun sin tratarse de uno de los productos estrella de la compañía, siguen funcionando por su facilidad de uso y su utilidad. Así es cómo se configuran las alertas de Google.

Cómo utilizar Google Alerts

A medida que el motor de búsqueda de Google indexa contenido que tiene relación con los criterios que le hemos dado, Google Alerts nos avisa. Para utilizar las alertas de Google lo primero que nos hace falta es tener una cuenta registrada en Google. Puede ser de Gmail o de otro proveedor de correo, solo tendremos que registrarla para utilizar los servicios de Google (aquí se explica cómo).

El siguiente paso es entrar a www.google.com/alerts. Podemos hacerlo desde cualquier navegador, sea en entorno móvil o no. Si no hemos hecho login en la cuenta, nos pedirá hacerlo. Una vez estemos dentro, nos encontraremos ante una pantalla así.

portada del servicio de alertas de Google

La configuración es muy intuitiva. En la barra de búsqueda, donde dice “Crear una alerta sobre…”, escribiremos las palabras clave que queremos seguir. Podemos escribir lo que queramos y también utilizar los comandos que se usan en Google. Por ejemplo, si queremos que busque una frase completa, la pondremos entre comillas. O si queremos que las alertas se creen solo dentro de un sitio web escribiremos la palabra clave seguida de “site:” y el nombre de la web. Por ejemplo: “móvil site:blog.orange.es”. Esta es la lista completa de comandos para acotar búsquedas en Google.

Si solo queremos probar el servicio o no tenemos ninguna idea por la que empezar, Google ofrece sugerencias personalizadas. Entre ellas, recomienda monitorear la dirección de email, el nombre del usuario o temas que coinciden con tendencias o búsquedas anteriores del usuario. Si utilizamos un tema recomendado, la alerta de Google se establecerá con una serie de valores por defecto que podremos editar después. Si la estamos creando desde cero, podremos personalizar las opciones de la alerta desde el principio.

Cómo configurar las alertas de Google

configurar las alertas de google

Una vez hemos introducido el tema de búsqueda, sea propio o recomendado, llega el momento de configurar las opciones de las alertas. Estos son los parámetros que permite personalizar Google Alerts.

  • Frecuencia de los avisos. Podemos decidir que Google nos avise en el momento que detecte el contenido, una vez al día con todas las alertas o una vez a la semana.
  • Fuentes. De forma automática, Google rastreará toda la web. Sin embargo, podemos acortar su búsqueda a noticias, blogs, vídeos, foros o finanzas, entre otros.
  • Idioma. Por defecto utiliza el idioma predeterminado de la cuenta, pero podremos escoger cualquier idioma del mundo o todos los idiomas. Si queremos cubrir más de un idioma, pero no todos, tendremos que crear una alerta individual para cada uno, ya que no permite seleccionar varias opciones.
  • Región. En muchos casos, como sucede con el inglés o el español, el idioma no sirve para acotar geográficamente una búsqueda. Google Alerts permite seleccionar solo los resultados que se produzcan en un país determinado.
  • Cantidad. Aquí permite elegir entre todos los resultados o solo los más relevantes. Es útil si estamos monitoreando un tema con muchas páginas indexadas.
  • Enviar a. Esta última opción permite elegir enviar las alertas en formato email (a la dirección que estamos usando) o crear un Feed RSS.

Cómo modificar o eliminar una alerta

Una vez que tenemos la alerta creada, modificar cualquiera de los parámetros anteriores o borrarla es igualmente sencillo. Entramos de nuevo a www.google.com/alerts y en la pantalla principal aparecerá la lista de las alertas que tenemos configuradas. Allí tendremos también un botón de editar y uno de borrar.

así se pueden editar o borrar las Google Alerts

Si hacemos clic en editar, se volverán a abrir las opciones de búsquedas. Solo tenemos que cambiar lo que queramos y hacer clic en actualizar alerta. Si clicamos en borrar, la alerta desaparecerá del servicio y dejarán de llegarnos avisos. También podemos anularla desde el email de Google Alerts, como si estuviéramos cancelando una suscripción a una newsletter.

Como hemos visto, Google Alerts es un servicio fácil de usar y configurar. Las alertas de Google pueden usarse para, por ejemplo, controlar la actividad alrededor de nuestra marca o web (o una de terceros), buscar plagios de contenido, mantenerse al día de noticias o temas de interés, revisar las actualizaciones de determinados autores, buscar ofertas, subvenciones o becas y encontrar contenido nuevo dentro de una única web.

Por Juan F. Samaniego

Imágenes | Unsplash/Gary Bendig, Google Alerts