tecnología móvil durante la pandemia de COVID-19
¿Cómo puede un móvil frenar una epidemia?
mayo 20, 2020
DigitalES propone tres Planes Generales para digitalizar la salud, la educación y la administración y afrontar los retos de la era post-COVID19
mayo 21, 2020

Cómo seguir optimistas durante la desescalada y la ‘nueva normalidad’

beautiful happy girl with closed eyes practicing yoga in lotus position in bedroom in the morning

La crisis sanitaria de la COVID-19 y las medidas de confinamiento impuestas a la población de todo el mundo han creado una situación antes inverosímil en la que a veces es complicado mantenerse optimistas. Durante estos meses, psicólogos y expertos en gestión del estrés han dado una serie de pautas para poder sobrellevarlo de la mejor manera posible.

Cuando sucede algo nuevo, la demanda de información es una necesidad, pero querer saberlo todo puede ser peligroso. Demasiada información puede generar una sensación de ansiedad. En esta crisis sanitaria, uno de los consejos que desde el principio de los expertos es que está bien mantenerse informado, pero sin excesos. Y consultando siempre medios oficiales para evitar bulos y noticias falsas.

Durante el proceso de desescalada de las próximas semanas y para hacer frente a la llegada de la ‘nueva normalidad’ será conveniente seguir la información esencial y prestar atención a los anuncios e indicaciones oficiales de las autoridades.

En una entrevista para Nobbot, Santiago Pérez, director de la unidad de psicología de la clínica HLA Montpellier, comentaba que es importante no aislarse del mundo y de la realidad, pero también hay que evitar seguir al minuto las informaciones: “Solo hay que recibir la información necesaria y de fuentes oficiales. Los bulos son una epidemia en la sombra”.

Desde el principio de esta pandemia ha aconsejado no recurrir a las redes sociales y a las conversaciones de WhatsApp como fuentes de información. Ambos son generadores constantes de noticias falsas o sacadas de contexto.

La importancia de no perder el contacto con los demás

Pérez, haciendo referencia al estado de ánimo, comentaba también que “llorar es necesario. Si sentimos ansiedad, podemos intentar expresar cómo nos sentimos con una persona de confianza”. Ligado a esto, mantener el contacto con el grupo de amigos o familiares es fundamental. Lo ha sido durante todo el confinamiento y lo seguirá siendo en todas las fases de la desescalada durante los próximos meses.

Se trata de estar juntos en la distancia, y esto lo han puesto más fácil las redes sociales, las telecomunicaciones y las nuevas tecnologías. Parece imposible poder vivir una situación como esta sin el teléfono móvil, internet, una tablet o un ordenador.

Durante estos meses se ha creado también un fuerte sentimiento de comunidad, y un ejemplo es el aplauso sanitario agendado cada día a las 20:00 horas. También los aperitivos en Zoom, las bodas virtuales por Skype o las videollamadas con una cerveza en la mano. Son actividades que ayudan a seguir en contacto con el mundo anterior y en la vuelta a la nueva rutina.

consejos para ser optimistas

El tiempo es más, y sigue siendo oro

Tanto si se está teletrabajando durante parte del día como si no, el tiempo que ahora cada uno pasa en casa dedicado a sí mismo ha aumentado. Saber administrar ese tiempo correctamente es importante para no perder la sensación de control.

¿Queda algo por hacer o por poner en orden? Hay quien ha aprovechado el confinamiento total para ampliar su formación, para capacitarse en temas que realmente le apasionan, para estudiar un poco de ese idioma pendiente o para dedicarse a la limpieza, que es una actividad muy productiva porque permite resultados visibles a corto plazo. La felicidad de cada uno es relativa, y hay más tiempo para invertir en ella. Es aconsejable, eso sí, establecer metas posibles, puesto que no es el momento de exigirse más de la cuenta.

Otra de las recomendaciones es la de invertir tiempo en el cuidado personal, independientemente de que se vaya o no a salir de casa. Mantener las rutinas en lo posible, evitar pasar el día en pijama o tomar el sol un rato si se tiene opción a ello. Son pequeñas cosas que ayudan a que el paso a la ‘nueva normalidad’ no sea un cambio muy brusco tanto física como psicológicamente.

Disfrutar de las cosas pequeñas

consejos para ser optimistas

Entre los consejos para ser optimistas está el de saber disfrutar de las pequeñas cosas. La pizza del fin de semana, poder estar más tiempo con tu pareja, tener un hueco para volver a tocar la guitarra, disfrutar de un desayuno en la cama, cocinar con calma o aprovechar para pegar un cambio a todo el estilo de tu casa.

Parece que el mundo ha hecho un stop y ha dado la oportunidad al ser humano para pararse a valorar estas cosas. La sensación de haber aprovechado el día o buscar siempre algo positivo son cosas que ayudan a estar optimistas de cara al futuro, sin pensar demasiado a largo plazo.

Movimiento constante y mantener una vida activa

El deporte o cualquier movimiento físico diario en casa es fundamental. Importante también para el momento en el que se recupere de forma parcial o total la normalidad y continuar donde nos habíamos quedado. Es bueno tener horarios para levantarse, acostarse y para hacer ejercicio, ahora que ya se puede salir a calle en las franjas establecidas. Rutinas como este vídeo de 7 minutos de entrenamiento en casa se podrían quedar ya en la agenda semanal para siempre, como una buena costumbre.

Está demostrado, y muchos lo han comprobado: llevar un ritmo de vida activo ayuda a estar de mejor humor y a ver las cosas de otra manera. La actividad física es muy necesaria para el equilibrio mental, y hay que evitar a toda costa una vida sedentaria.

Por Maty Fontenla

Imágenes | Unsplash/Toa Heftiba, iStock.com/encrier, iStock.com/LightFieldStudios