Qué es el HDR en foto, televisión, smartphones y apps
septiembre 14, 2020
Netiqueta, corrección en internet
Qué es la ‘netiqueta’ y cómo usarla cuando se navega por la red
septiembre 16, 2020

Google nos ayuda a detectar terremotos con nuestros móviles

Google es una veterana en la predicción de terremotos. Solo hay que echar un ojo a la función adicional que encontraron a sus 14 grandes cables submarinos, 12.000 kilómetros de tuberías blindadas para garantizar infraestructura en las telecomunicaciones. Midiendo las alteraciones en los pulsos de luz han sido capaces de predecir terremotos con cinco minutos de antelación, a partir de la detección de movimientos sísmicos.

Pero esta innovación es solo una de las distintas tecnologías que se han usado recientemente. Google trabaja en la actualidad en una gran red predictiva tan avanzada que pueda enviar alertas gratuitas a las distintas empresas de seguridad, aseguradoras y demás agentes implicados en los mantenimientos de líneas de gas, ascensores o centrales de suministro eléctrico.

Qué es un terremoto

Los terremotos son procesos derivados de los constantes movimientos de las placas tectónicas. Cuando los bordes de estas placas friccionan, se producen movimientos sísmicos que afectan a la superficie superior (epicentro).

Este movimiento se traduce en forma de ondas. Y existen dos tipos de ondas, las longitudinales (P) y las transversales (S). Las primeras viajan aproximadamente a 14 kilómetros por hora en el agua —siendo 1,73 veces más rápidas que las ondas S—, así que son bastante veloces y fáciles de detectar, además de poco peligrosas, ya que viajan por el interior de la tierra. Las segundas son realmente peligrosas y la respuesta más destructiva al impacto, al poder atravesar sólidos. Y entre ambas suelen provocar grandes destrozos.

Predecir un terremoto es verdaderamente útil para desalojar edificaciones y salvar miles de vidas, al poder alertar de que este fenómeno va a producirse en un tiempo breve. Los sistemas de detección temprana de terremotos realizan una estimación del lugar del terremoto mediante el análisis de las ondas P —antes incluso de la llegada de las ondas S—.

Cuantos más sensores poseen los dispositivos de detención más fiables y exactos son, ya que actúan como sistemas de contrastación redundante. Es por ello que países como Japón cuenta con toda una red situada por la costa.

Detectar terremotos con Android

El acelerómetro de cualquier smartphone contribuye a detectar en qué lugar se encuentra un dispositivo, hasta el punto de ser capaz de dar con su posición aún cuando el móvil está apagado o sin activar la ubicación.

Recientemente, Google publicó a través de su blog oficial un documento en el cual alertaba que utilizaría parte de la sensórica de los teléfonos Android para detectar sismos a escala global, creando así la red de detención “más grande del mundo”. Una tecnología que también se usará para la predicción de huracanes o incluso accidentes automovilísticos. 

“Si el teléfono detecta algo que cree que puede ser un terremoto, envía una señal a nuestro servidor de detección de terremotos, junto con una ubicación aproximada de donde ocurrió el temblor”. La compañía actualmente colabora con el Servicio Geológico de los Estados Unidos (USGS) y la Oficina de Servicios de Emergencia del Gobernador de California (Cal OES). Ambos departamentos proveen la información de ShakeAlert, un avanzado sistema con más de 700 sismómetros operativos.

El valor de los datos

Pese a las suspicacias habituales, gracias a la monitorización de esta inmensa masa de datos podemos acceder a servicios antes impensables. De hecho, muchos usuarios no somos conscientes de las decenas de herramientas que incluye el buscador de Google.

En sus búsquedas avanzadas podemos recurrir a una calculadora muy completa, un traductor sin necesidad de entrar en la URL concreta, una función de traducción de texto manuscrito a virtual, una gráfica de palabras o conceptos populares, un juego side scroller cuando te quedas sin red —además del Atari Breakout y el PacMan—, listados de partidos, lotería o resultados en votaciones políticas y distintos viajes por la tierra, y el cielo. Ahí es nada.

La herramienta predictiva de terremotos no parece que vaya a consumir más datos de nuestra tarifa pero sí servirá para que, como principal proveedor informativo, arroje información actualizada cada vez que busquemos “terremoto” o “terremoto en mi zona” o búsquedas similares, mostrando los resultados relevantes cerca de nuestro área.

Por Israel Fernández

Imágenes | Unsplash (1, 2 y 3)