Cómo iniciar a un niño o niña en programación
julio 15, 2020
El RSP, la tecnología que podría hacer triunfar el IoT en los próximos años
julio 17, 2020

¿Qué es el ‘notch’ y qué tipos hay?

Mucho se ha leído y escuchado acerca del notch. Pero ¿qué es exactamente? ¿Qué usos tiene y hacia dónde se dirige? “Notch” es una palabra inglesa que significa, literalmente, “muesca”. Por lo tanto, el notch es la marca visible que aparece, por lo general, en la parte superior de la pantalla de un smartphone y alberga la cámara (o cámaras) delantera.

Pueden rastrearse trazos de protonotch en terminales como el Motorola Motofone F3, lanzado en 2006, pero sin utilidad alguna. Fue en el año 2017 cuando aparecería el primer móvil con notch, tal y como lo entendemos a día de hoy, el Essential Phone creado por Andy Rubin, el padre de Android.

Más tarde veríamos el iPhone X y su notch particular que, más que muesca, se llegaría a conocer como ‘ceja’ debido a su tamaño, ya que tenía que albergar, además de la cámara frontal, los sensores de reconocimiento facial.

Hay diferentes tipos de notch. Incluso existen, a día de hoy, móviles que carecen por completo de este elemento y disponen de una pantalla sin marcos visibles.

¿Para qué se coloca un notch en el móvil?

Con el paso del tiempo, el teléfono móvil fue haciéndose cada vez más pequeño, facilitando así su uso y transporte. Era la época en la que apenas se tenía la pantalla en cuenta y, en definitiva, el móvil era para hablar por teléfono y enviar SMS ocasionales.

Pero llegaron las redes de alta velocidad al móvil y la pantalla reconquistó su lugar. El usuario demandaba smartphones con un panel grande con el que navegar por internet. El problema radicaba en que los terminales estaban alcanzando un tamaño desmesurado pues, al propio de la pantalla, había que añadirle el grosor de los marcos que la rodeaban.

¿La solución? Reducir los marcos a una muesca que albergara los diferentes sensores que tuviese el teléfono. Así, el usuario disponía de un móvil con una gran pantalla en un tamaño ajustado. ¿El problema? Que no se conseguía el efecto inmersivo deseado y el usuario siempre notaría la muesca cuando estuviese viendo un vídeo a tamaño completo.

Tipos de notch

Se distinguen dos tipos de notch. El primero, una ceja amplia que podía verse en el iPhone X y una muesca más discreta cuya forma variaba según el tipo de móvil. A día de hoy, Apple sigue manteniendo el notch de grandes dimensiones en sus teléfonos más recientes, una práctica que en Android se ha reducido hasta su casi desaparición.

Caso particular es el de la marca coreana Samsung que en su gama media trajo al mercado tres tipos diferentes de notch, todos ellos con nombre propio:

  • Infinity-O: una muesca literal, ya que se trata de un agujero perforado dentro del cual se encuentra la cámara frontal (o cámaras frontales) del teléfono. Apareció en el Samsung Galaxy S10 Plus.
  • Infinity-V: notch con forma de gota de agua pero que acaba en pico. Este tipo de muesca apareció en el Samsung Galaxy M20.
  • Infinity-U: similar al anterior, pero en lugar de terminar en pico acaba en forma de letra ‘U’. Perteneció a la gama media de Samsung en el año 2019.

¿Cómo se puede ocultar el notch?

Obviando tecnologías que se apuntarán luego como la cámara telescópica o el mecanismo de deslizamiento, el notch solo se puede ocultar mediante software. Existen aplicaciones de terceros que oscurecen los laterales de este elemento, convirtiéndolo en un marco clásico aunque reducido en relación con los que se veían años atrás. Algunos modelos de móviles también ofrecen al usuario la posibilidad de camuflar el notch a través de software, pero son los menos.

Ejemplos de móviles sin notch

Sí es posible adquirir un teléfono móvil sin notch y con la posibilidad de disfrutar de una pantalla sin marcos. El inconveniente estriba en que la sustitución de dicha muesca viene dada por la inclusión de tecnologías que, en ocasiones, producen desconfianza.

Podemos encontrar en tiendas el Xiaomi Mi 9T, el One Plus 7 Pro o el Huawei P Smart Z, móviles sin notch, ya que la cámara frontal emerge del mismo a través de un mecanismo telescópico. Similar tecnología es la del Oppo Reno: también dispone de cámara emergente pero la forma es distinta y se asemeja a la aleta de un tiburón.

Otro teléfono sin notch es el Xiaomi Mi Mix 3 con tecnología de pantalla deslizante: el usuario despeja la cámara con un movimiento hacia arriba, como dividiendo el móvil en dos.

Tendencias del notch

El notch tiende a desaparecer. Y eso pasa por integrar la cámara en el interior de la pantalla, como ya se hace con el sensor de huellas dactilares.

Esto no es sencillo. Para que una cámara dentro de una pantalla haga fotos dignas debe tener suficiente luz. Este es el principal escollo que se les presenta a las ingenierías de las marcas de móviles.

Xiaomi y Oppo son dos marcas que, en la actualidad, se encontrarían trabajando en la posibilidad de ocultar la cámara dentro de la pantalla. Mientras, el notch clásico tiende a desaparecer en favor de la muesca lateral menos invasiva. Todo sea por tener la pantalla completa en un tamaño comedido.

Por Antonio Bret

Imágenes | Unsplash, Unsplash, Samsung, Mi.com, Samsung, Flickr