110 entidades sociales optan a los IX Premios Solidarios Orange
septiembre 14, 2020
Google nos ayuda a detectar terremotos con nuestros móviles
septiembre 15, 2020

Qué es el HDR en foto, televisión, smartphones y apps

Dependiendo de la calidad de la lente y el diafragma, las fotos demasiado oscuras o brillantes terminan por mostrar o excesivo grano o color lavado. El HDR evita estos artefactos. Cuanto más realista o cercana a cómo interpreta la imagen nuestro cerebro, más agradable a la vista nos resultará.

¿Qué es el HDR? Son las siglas de High Dynamic Range (alto rango dinámico). Tras estas tres palabras se esconde un conjunto de técnicas que ofrecen un margen de luminancia muy superior, aumentando el ancho entre las zonas claras y oscuras de una imagen. Estas técnicas tienen como objetivo representar la realidad tal cual es, capturarla con exactitud tal y como la ve el ojo humano. Dicho de otra forma: cuanto mayores son los niveles de exposición, más colores pueden representarse en cada punto de la imagen.

Las primeras imágenes en HDR eran capaces de renderizar vistas marinas junto a la intensidad lumínica de los cielos. En 1930, Charles Wyckoff registró las imágenes nucleares que coparon cientos de portadas de prensa escrita. Desde entonces, las distintas correcciones de tono (gamma) o el mapeo tonal digital han contribuido a representar el color de forma fidedigna y mucho más profundo.

Bajo este principio tan sencillo, vamos a explicar qué es el HDR dentro de los distintos contextos tecnológicos.

Qué es el HDR en cámara y fotografía

Por sí mismas, las cámaras no son capaces de crear una foto en HDR. Es necesario un postprocesado con tratamiento manual. Hay que tomar la captura con la exposición adecuada, aquella que recoja la máxima cantidad de tonos medios, para después elevar (sobreexponer) y reducir (subexponer) los límites de contraste.

Así que a decir verdad, aun cuando leamos la etiqueta “cámara HDR”, hay que señalar que no existe este tipo de cámara, ya que cualquiera puede tomar fotos HDR. Si un dispositivo incorpora esta mención, significa que la cámara se encarga de este proceso de forma automática, aunque los resultados no siempre son satisfactorios.

Para ello tendremos que disparar en manual y después tratar el archivo en crudo (literalmente, en formato RAW, o en HSP en las fotos Panasonic). En estos archivos, más pesados, no hay compresión de imagen —el archivo se codifica en 16 bits en vez de 8 bits— y los metadatos pueden ser editados desde una aplicación dedicada.

Así bien, para conseguir una foto HDR con una cámara convencional, utilizaremos el modo de medición puntual para obtener el mejor tiempo de exposición posible .

El HDR en smartphones

Si estamos utilizando nuestro smartphone, el proceso es mucho menos analógico: debemos activar cualquiera de los modos dedicados para ello (HDR+ en Android, Smart HDR en iOS, o simplemente HDR). Al activar este modo dentro de las preferencias de la captura, veremos que la foto gana en contraste e intensidad entre partes claras y oscuras.

Los “modos HDR” se han popularizado tanto que gran parte de los teléfonos móviles ya realizan esta gestión de manera automática. Eso sí, este HDR ya ha sido procesado sin que el usuario haya intervenido. No necesitamos una foto en formato RAW, la imagen se obtiene en PNG o JPEG con el postprocesado aplicado.

Por suerte, gracias a los algoritmos de análisis predictivo que constantemente analizan grandes bancos de datos y aprenden sobre cómo mejorar el resultado de la foto final, una foto de móvil puede enfrentarse cara a cara a una foto obtenida por un curtido fotógrafo.

Qué es el HDR en nuestra TV

HDR en televisión significa, simple y llanamente, que el panel del televisor es compatible con la representación de imágenes en calidad HDR.

El cómo se obtiene el resultado, en cambio, difiere del HDR en una cámara. Las imágenes son tratadas por el procesador del TV, en tiempo real o en diferido, mediante algoritmos de procesamiento de imagen. Es decir, el usuario no debe realizar ningún tratamiento de forma consciente.

En la actualidad existen varios estándares y protocolos: HDR10 (licencia de uso libre), HDR10+ (una mejora con sistema de metadato dinámicos), HLG (el estándar desarrollado por la BBC y la cadena japonesa NHK), Dolby Vision (un nuevo estándar con profundidad de hasta 12 bits adaptado por Panasonic, LG y Sony), HDR dinámico (basado en la tecnología Dynamic Tone Mapping, solo compatible con HDMI 2.1), además de otros protocolos menos comunes, como el Q HDR 1000-1500-2000/HDR Converter, más intergeneracionales, ya que están enfocados en el reescalado o la conversión de HDR estático en HDR dinámico.

Y un último dato clave: no todos los televisores compatibles con resolución 4K pueden mostrar imagen en calidad HDR, pero sí todos los televisores HDR pueden representar imágenes a 4K.

Qué es el Smart HDR

Si cuentas con un iPhone de última generación como los notorios XS, XS Max o XR, habrás comprobado que existe una característica denominada Smart HDR. Como ya hemos citado, esta se trata simplemente de un modo HDR gestionado por la IA del smartphone. El sistema elabora una composición mapeando todas las zonas claras y oscuras y mejora la fotografía a partir de las referencias que obtiene.

La técnica se lleva a cabo tomando tres fotografías, cada una con un nivel de exposición diferente. Estas tres fotos se recombinan, fusionándose en una sola. Smart HDR supone un paso adelante en el Auto HDR de las cámaras de Apple, aunque siempre puede ser desactivado y vuelto a activar desde los ajustes de la cámara.

Por Israel Fernández

Imágenes | Unsplash (1, 2, 3 y 4), Apple