Orange crea “X by Orange” para impulsar el crecimiento de las Pymes gracias a la innovación y transformación digital
septiembre 18, 2018
La fibra óptica de Orange llegará al 87% de las viviendas de Ceuta durante este año
septiembre 21, 2018

Todo lo que una buena conexión puede aportar al estudio

estudiar-banda-ancha-universidad

Con el final del verano arranca el principio del curso lectivo y el estudio. Alumnos de todo el país arrancan la ESO, el Bachillerato o la formación universitaria. Pero estudiar no acaba a edades tempranas. El mundo laboral demanda gente que no deje de formarse, independientemente de la edad.

estudiar-banda-ancha-universidad

A la demanda de conocimiento, surge la oferta de las plataformas digitales que nos ayudan a adquirirlo. Con ellas, aparece una nueva forma de aprender, directamente desde nuestro hogar. Las plataformas en streaming, los cursos MOOCs o los tutoriales de YouTube son muy útiles… con una buena conexión.

Una nueva forma de aprender

Hacia 2005 nacía YouTube y los primeros tutoriales en línea. Un año más tarde Khan Academy empezó a dar cursos gratuitos.  Las plataformas de Cursos Online Masivos y Abiertos (MOOCs por sus siglas en inglés) no se hicieron esperar. La mayoría de ellas son gratis si tu objetivo es aprender sin diploma o el feedback de un profesor; y obtenerlo resulta bastante asequible.

Además, desde hace aproximadamente una década todos llevamos un ordenador en el bolsillo. El smartphone engulló la radio (Spotify), el ordenador y, finalmente, la oficina al completo. También la biblioteca (eBiblio) y la librería (Google Books). ¿Cómo no iba a cambiar la forma de aprender?

La demanda de formación continua tiene, por tanto, una oferta multimodal. Ahora podemos aprovechar nuestro teléfono móvil para aprender en cualquier lugar. Bastan cinco minutos para leer una lección o unas páginas.

Aunque, por supuesto, en casa o en la biblioteca, con los apuntes abiertos delante de la pantalla que los complementa, estudiar se hace más fácil. Al menos si tenemos una conexión suficiente para el peso actual (en bytes) que tienen los cursos. Antes estudiar requería una carpeta, luego llegó el PDF y ahora aprender es más una experiencia audiovisual. Eso consume datos.

¿Tienes el ancho de banda necesario para estudiar?

El vídeo de arriba muestra a Crespo, de Quantum Fracture. Este divulgador español grabó una serie de vídeos orientados a comprender los ejercicios de física que caen en la Selectividad. Por supuesto, a 1080p de calidad, lo que requiere conexiones relativamente rápidas.

Los canales de divulgación están proliferando en YouTube, plataforma en la que muchos MOOCs distribuyen su contenido, pero también hay reportajes de alta calidad en portales generalmente relacionados con el ocio como Netflix. También los webinars educativos.

De hecho es rara la plataforma audiovisual, como iVoox o Vimeo, las redes sociales, Facebook o Twitter, o las radios, como Cadena Ser y BBC Radio, que no tengan contenidos educativos. Vivimos en el mejor momento de la historia para estudiar cualquier materia y la mayoría es totalmente gratuita.

El problema, por ponerle una pega, es que para acceder a una calidad óptima necesitamos de un ancho de banda que parte en los 1080p e incluye una carga de audio cada vez más importante. Y si estudiamos en pantallas de alta calidad, el volumen de datos aumenta. En una biblioteca es fácil pero ¿y en casa?

La fibra óptica toca la fibra universitaria

estudios-universitarios-aprender-fibra

Hace tiempo que estudiar ha dejado de ser una tarea individual. Los trabajos grupales universitarios llevan décadas funcionando y cada vez es más frecuente que los estudiantes trabajen en equipo pero no en un mismo lugar. Es decir, que teletrabajan en sus proyectos conjuntos, cada uno desde su casa.

Para ello hacen uso de herramientas como Google Docs, que permiten a un gran número de personas trabajar sobre el mismo documento, o sistemas como Skype, FaceTime o las llamadas de WhatsApp. De nuevo, herramientas que necesitan de un ancho de banda mínimo para funcionar con normalidad.

Es por ello que, para el curso 2018/2018, en Orange hemos preparado para los estudiantes menores de 30 años una oferta de fibra simétrica irresistible. Está disponible para nuevas altas de estudiantes tanto nacionales como  jóvenes erasmus que visitan nuestro país de forma temporal y que no quieren compromisos de permanencia que les supongan complicaciones cuando el curso finalice. Tan solo debes estar cursando estudios superiores tanto post bachiller como FPT superior: Ciclos Formativos de Grado Superior, másters, Erasmus, etc.

Estudiar es más fácil con las herramientas adecuadas, y una conexión de alta velocidad parece imprescindible para los nuevos tiempos.

Por Marcos Martínez (@euklidiadas)