Orange y Ironhack comparten las últimas tendencias en desarrollo web en DevXperience 2.0
abril 3, 2019
¿Quieres cambiar de móvil? Renuévalo al mejor precio con Orange
abril 4, 2019

Cómo hacer una portabilidad a Orange (sin agobios)

Cualquier proceso que implique cambio, suele ponernos nerviosos. Dar el salto de compañía a veces trae dudas: ¿qué datos necesitamos tener a mano? ¿Cuánto tardaré en volver a tener mi teléfono operativo? Dudas sencillas que Orange resuelve desde el número 1470 para clientes o el 1414 para no clientes, ambos gratuitos.

Si no quieres perderte nada, aquí te contamos paso a paso qué necesitas para realizar una portabilidad a Orange sin agobios. Es mucho más sencillo de lo que parece.

¿En qué consiste una portabilidad?

Desde la perspectiva de un cliente, la portabilidad es uno de los procesos más simples que podemos realizar. Es una mudanza, pero sin dolores de cabeza ni de espalda. Nuestro número de teléfono y base de datos pasarán de otra compañía telefónica a estar protegidos en Orange. De esta forma conservamos esa cadena de números que nos aprendimos a regañadientes.

A diferencia de un alta nueva, una portabilidad suele tardar apenas un par de días laborales en tramitarse. De hecho, este cambio ha de poder tramitarse en un día, según la Directiva de Comisión Europea, tanto en líneas móviles como fijas. Tiempo en el que la compañía procederá a gestionar el cambio y tiempo en el que Orange nos enviará la nueva tarjeta SIM, bien a una tienda cercana o a nuestro domicilio postal, donde elijamos. Las tarjetas SIM llegan desactivadas y para habilitar la portabilidad en nuestro teléfono debemos activar un código que recibamos.

Además, para no perjudicarnos en nuestra comunicación habitual, las portabilidades suelen realizarse en horario nocturno, entre las 2 y las 6 de la madrugada, de manera que no perderemos la comunicación durante el cambio, al menos en horario laboral. Si necesitas algo más de info. puedes consultarla aquí.

¿Cómo se solicita la portabilidad?

Para ello tenemos varias opciones. Desde una tienda Orange o llamando al 1414. Y aún tenemos una opción extra, desde la tienda online de Orange.es.

Una vez que solicitamos la portabilidad, Orange se encargará del resto de la gestión, solicitando la baja automática con el antiguo operador. A partir de este momento podremos elegir la tarifa que mejor se adapte a nuestras necesidades.

Eso sí, necesitamos algo de documentación a mano. ¿Y qué datos son esos?

  • Nuestro NIF (DNI) si somos españoles.
  • Nuestro pasaporte y tarjeta de residencia si vivimos dentro de la comunidad de países que conforman la Unión Europea.
  • Nuestra Tarjeta de Residencia o Pasaporte y Carta Verde si somos extranjeros de la Unión Europea.
  • El cliente que desea portar una línea debe informar del Documento de identificación y nombre completo del titular de la línea con el operador donante si no es el mismo.
  • Y un detalle extra: necesitaremos facilitar un número IBAN si queremos domiciliar nuestra facturación o aportar un recibo bancario o de nuestra libreta de ahorros, que será donde recibiremos las facturas en fecha de cobro.

Para ello podemos ir a cualquiera de las tiendas Orange de nuestra comunidad y presentar los originales. O, como decíamos, hacerlo desde la tienda online de Orange.es.

Ah, un detalle: no olvidemos que, si mantenemos saldo en alguna tarjeta prepago con la antigua compañía, lo perderemos al realizar la portabilidad. Aprovecha para gastar esos últimos euros. No será así si manteníamos alguna tarjeta Orange, ya que nos reintegrarán todo lo acumulado.

Con estos tres sencillos pasos —repetimos: contacto, solicitud de cambio, facilitar la documentación necesaria— ya seremos nuevos clientes de Orange. Así de fácil se puede hacer la portabilidad a Orange.

Por Israel Fernández