seguridad en el hogar gracias a la alarma de orange
¿Buscas sentirte seguro en tu hogar?
abril 10, 2019
espana fibra pais europa
España, el país con más fibra FTTH de la UE
abril 11, 2019

¿Qué es la virtualización de red y por qué se habla de ello?

virtualizacion de red que es

La virtualización de red es una forma eficiente de gestionar las telecomunicaciones para hacerla flexible y ágil ante la demanda de servicios. Pero ¿cómo se realiza este proceso? ¿En qué consiste la virtualización y por qué todos los operadores a nivel mundial buscan transformar su red?

El tráfico de internet no deja de aumentar. Por ello las redes clásicas requieren un nuevo enfoque. Uno que haga uso de métodos más racionales en la gestión de recursos y que, además de ahorrar costes, reduzca la latencia y mejore la experiencia de usuario. Y ahí entra la virtualización de red.

Frente a la rigidez del hardware, la flexibilidad del software

La red de telecomunicaciones se ha convertido en un entorno multinivel altamente complejo. Para que una página web cargue en tu dispositivo, su información ha tenido que pasar por un gran número de equipos físicos. Y el problema de estos equipos es que su actualización (física) es costosa.

Pensemos en el coste asociado de cambiar las bandejas de un servidor cada vez que aparece un modelo mejor en el mercado, que es cada pocos meses. Frente a ello, las telcos han preferido trabajar sobre el software. Es decir, invertir en equipos de muy alta calidad pero configurables.

La virtualización de red hace uso de dos tecnologías (NFV y SDN) y de un nuevo método de trabajo. En lugar de asignar a cada equipo físico una tarea específica (una funcionalidad), se le asocia un software que poder cambiar a futuro, dándole también la posibilidad de intercambiarlo con otros equipos de la red.

Esto significa que un mismo equipo se vuelve multipropósito (hardware de propósito general) en función del software; y es en este último donde está la funcionalidad. Ahora se puede empaquetar una funcionalidad de red en una o varias “máquinas virtuales”.

Máquinas virtuales, el presente de la virtualización

Todo esto puede resultar confuso, pero en realidad la base es sencilla. Imaginemos que tenemos que hacer muchas operaciones de suma y de resta. En la red estándar, encargaríamos las sumas a un conjunto de equipos y las restas a otros. Cada equipo estaría especializado en un tipo de operación.

En la virtualización de red los equipos de propósito general pueden llevar a cabo ambas operaciones. De este modo, si hay un pico de sumas, la red podrá administrarlo con más flexibilidad y agilidad. Además, si un equipo se para por mantenimiento, la red puede absorber sus tareas.

Ese “pico de sumas” del que hemos hablado puede ser un pico en demanda de vídeos en streaming, el acceso masivo a una red social, o un evento deportivo que ejerza presión sobre un determinado área. Y todo esto hay que gestionarlo.

Redes definidas por software (SDN)

Para ello es necesario coordinar un gran número de equipos multipropósito entre sí. Es decir, es necesario determinar qué proceso se realizará en qué equipo y cuándo. Cuando estas conexiones se gestionan desde un punto centralizado (centralización del plano de control), las redes reciben el nombre de redes definidas por software o SDN (Software Defined Networking).

La gran ventaja de las SDN es la forma que tienen los equipos de compartir capacidad entre ellos. Además de cómo flexibilizan la gestión y la abaratan, punto imprescindible en el despliegue y mantenimiento de servicios virtuales. Esta flexibilización es clave en una red que busca aportar rápidos servicios bajo demanda de forma eficiente.

Virtualización de funciones de red (NFV)

Arriba hemos mencionado que la virtualización se apoya en SDN y NFV. Esta última es la virtualización de funciones de red, y es lo que permite a cada nodo convertirse en un microcentro de datos capaz de hospedar varias aplicaciones. Es decir, de flexibilizar la red.

Esto se traduce en que la tecnología NFV puede convertir un nodo de telecomunicaciones local en el operador del servicio que están dando a sus clientes. Si una gran cantidad de usuarios hace uso de una aplicación concreta, un nodo cercano la hospedará, recortando considerablemente la latencia de red.

Estas dos tecnologías se combinan para transformar redes estándar en redes virtuales. Desde hace años Orange virtualiza su red, reduciendo con ello costes y dando un mejor servicio a sus usuarios.

Por Marcos Martínez

Imágenes | iStock/carloscastilla, iStock/Pixtum