Orange participa en la iniciativa solidaria #Ningúnmayorsolo que ofrece atención psicosocial a personas mayores a través de llamadas telefónicas de voluntariado psicológico
marzo 31, 2020
educación digital y a distancia durante la epidemia de COVID-19
¿Cómo son las clases con los colegios cerrados?
abril 2, 2020

5 tips para hacer un mejor uso de tu conexión cuando trabajas desde casa

trabajar desde casa

Tanto si ya trabajas desde casa habitualmente como si te has unido al teletrabajo en esta crisis sanitaria originada por el COVID-19, estos sencillos consejos pueden ayudarte.

trabajar desde casa

Las medidas tomadas en España (y en todo el mundo) para frenar la expansión del COVID-19 hacen que la población que trabaja en remoto desde sus hogares se haya multiplicado. Las operadoras, conscientes de esto, están trabajando para reforzar y mejorar el servicio, evitar colapsos e incluso incrementar la capacidad de las redes.

Al mismo tiempo, a los usuarios nos aconsejan hacer un uso responsable de las redes de telecomunicaciones para evitar un mal funcionamiento. Si ya son un un servicio esencial en nuestras vidas ‘normales’, imaginémonos en un caso excepcional como este.

Puede que hayas notado que la velocidad de la conexión va más lenta de lo habitual, las fotos o vídeos que se envían por WhatsApp tardan más… Todo esto puede pasar y es normal: es mucha más gente haciendo uso de teléfonos móviles u ordenadores desde el mismo punto y al mismo tiempo. Hay algunos consejos sencillos que puedes y debes tener en cuenta si estás trabajando en remoto desde casa.

Organiza el día

Muy importante, y sobre todo si es la primera vez que trabajas en remoto. Si no quieres pasarte más horas de las debidas teletrabajando, organiza el día y márcate un claro horario laboral casi como si estuvieras en la oficina. Por el bien de tu concentración, en ese horario establecido deja el teléfono móvil a un lado,  y no estés al mismo tiempo consultando redes sociales o hablando en el grupo de WhatsApp familiar.

Vas a necesitar de tu conexión a internet para muchas cosas: trabajo, clases online, conferencias, aplicaciones escolares para los niños o adolescentes, acceso a información, y ocio, claro. Es importante optimizar el tráfico y pensar qué es lo que más necesitas en cada momento del día. Los videojuegos, las series, la reproducción de vídeos en directo o las videollamadas entre amigos déjalas para las horas de menos tráfico.

Utiliza el teléfono fijo en vez del móvil

Si tienes que hacer llamadas de teléfono durante tus horas de teletrabajo, a clientes o a compañeros de trabajo, y tienes teléfono fijo en casa utiliza este siempre que sea posible. Para algo lo tienes ahí, ¿no? Que seguro que antes de estar tanto tiempo en casa apenas lo mirabas.

Del mismo modo, y si puedes, trata de utilizar la conexión a internet a través del cable de red para no saturar la WiFi.

Aprovecha las herramientas de colaboración

¿Hay que hacer una reunión, organizar una campaña o coordinarse varios para llevar a cabo alguna tarea? Por suerte, hoy en día contamos con muchísimas herramientas de colaboración que nos van a ayudar a trabajar en estas circunstancias excepcionales. Un claro ejemplo lo tenemos con Slack o Teams. Mucho mejor utilizar cualquiera de ellas (sin vídeo) que estar haciendo videollamadas cada dos por tres.

Asana o Trello son también aplicaciones perfectas para la planificación, organización y el seguimiento de tareas en los equipos de trabajo. Y para compartir presentaciones o archivos grandes se pueden utilizar diferentes servicios en la nube, como Dropbox.

trabajar desde casa

No envíes emails masivos ni pesados

Esto no siempre será posible pero, si tienes que enviar correos electrónicos, procura evitar que sean masivos o que contengan archivos adjuntos muy pesados, y más en las horas de mayor impacto del día. Si puedes dejar el envío de campañas publicitarias, de ficheros de peso, de vídeos o de fotos para otro momento, mejor. Programa estos emails para la madrugada, por ejemplo, o para primera hora de la mañana.

En el caso de que enviarlos sea imprescindible dales un formato que pese menos, o recurre al envío de archivos comprimidos o de enlaces o rutas hacia dónde estén almacenados.

Dosifica y optimiza las descargas

Unido al anterior tip, descarga solo los documentos o archivos que de verdad necesites, y no todos al mismo tiempo. ¿Puedes esperar hasta la noche o hasta las ‘horas valle’ con menos concurrencia de tráfico (entre las dos y las cuatro de la tarde y entre las ocho de la tarde y las ocho de la mañana)? Hazlo. Piensa que cada pequeña cosa que hagas suma, aunque parezca que no.

Se trata de hacer un uso responsable de la red, no solo para que a uno le funcione correctamente y pueda trabajar sin problemas, si no para que el resto de personas también lo puedan hacer. Hay que ser solidarios, colaborativos y pensar en los demás también en este sentido: no acaparar.

Por Maty Fontenla

Imágenes | DarkWorkX y math_muell en Pixabay