“Te escuchamos”, el programa de Orange para hacer realidad peticiones de sus clientes
enero 19, 2017
Invertiremos 1 millón de euros para hacer llegar la fibra óptica a todos los hogares de Ogíjares
enero 25, 2017

Fundación Orange y CTIC presentan EmoPLAY, una solución tecnológica para ayudar a las personas con autismo a reconocer y comprender emociones

  • El proyecto, impulsado por Fundación Orange, está desarrollado por CTIC Centro Tecnológico en colaboración con el Grupo de Investigación sobre Discapacidad (GID) de la Universidad de Oviedo.
  • Descargable ya gratuitamente para entorno Windows, próximamente EmoPLAY estará disponible para dispositivos Android e iOS.

La Fundación Orange y CTIC han presentado EmoPLAY, una solución digital que ayuda a las personas con autismo a reconocer expresiones faciales y favorece la compresión de las emociones. EmoPLAY es un programa de descarga gratuita ya disponible para entorno Windows y próximamente lo estará también para dispositivos con sistema operativo Android e iOS.

El proyecto, impulsado por Fundación Orange, está desarrollado por CTIC Centro Tecnológico en colaboración, como Comité Científico, del Grupo de Investigación sobre Discapacidad (GID) de la Universidad de Oviedo y la Doctora en Psicología Pilar C. Zardaín.

Mediante una webcam o cámara integrada, EmoPLAY permite entrenar el reconocimiento de varias emociones a través de las expresiones faciales. Tras una elección previa de la emoción a trabajar, y una explicación tanto de la expresión facial asociada como de una situación donde aplicarla, el usuario debe realizar los gestos que la determinan, por ejemplo, sonreír para expresar alegría, y EmoPLAY analizará automáticamente su imagen indicando si la expresión es adecuada o no.

El programa permite trabajar con distintas emociones como alegría, tristeza o enfado, con configuraciones personalizadas para, por ejemplo, ajustar la sensibilidad del algoritmo de reconocimiento (mayor o menor dificultad), asociar una imagen de contexto que ayude a trabajar la emoción o modificar el refuerzo dado al usuario o el tiempo que se dispone para conseguir expresar la emoción, de 10 segundos a un minuto.

El trabajo de las emociones en muchas personas con autismo es necesario, debido a su dificultad en la interpretación de los diferentes aspectos emocionales que intervienen en la comunicación. De este modo, estas personas presentan dificultades para ponerse en el lugar de los demás y poder anticipar conductas, dada la dificultad para reconocer las emociones a través de las expresiones faciales. EmoPLAY pretende contribuir, por tanto, a que puedan interpretar la correspondencia entre determinados gestos y la emoción asociada.

Durante el desarrollo del proyecto se ha llevado a cabo un test-evaluación realizado por un total de 75 niños y niñas con autismo, cuya participación ha sido posible gracias a la colaboración de asociaciones y centros educativos tanto asturianos como nacionales e, incluso, internacionales en el caso de una universidad argentina. La validación realizada por estos niños ha obtenido resultados ampliamente satisfactorios, resaltando su facilidad de uso y su interés por seguir utilizándola en el futuro. Por otra parte, los responsables de las asociaciones han corroborado el buen funcionamiento del módulo de reconocimiento de emociones, cuya eficacia había sido ya comprobada previamente por más de 185 niños y niñas sin ningún trastorno del desarrollo diagnosticado.

EmoPLAY es uno de los proyectos seleccionados en la Convocatoria de Soluciones Tecnológicas para personas con autismo de Fundación Orange en 2015.