Segunda edición del concurso EducaInternet bajo el lema: “Que internet no te domine”
octubre 31, 2017
BASES DE LA PROMOCIÓN E-sports. Entradas para ver los partidos del Clasificatorio Challenger Series en Tenerife Noviembre 2017 – EN TWITTER
noviembre 2, 2017

Employer branding: por qué “presumimos” de trabajar en Orange

En un entorno laboral dinámico en el que la mecánica profesional tiende al trabajo por proyecto y la estabilidad es un recurso demandado, los profesionales buscan marcas de referencia en las que trabajar. El employer branding está tomando relevancia a medida que estos profesionales pueden elegir en qué compañía depositar sus conocimientos y know how. Como veréis a continuación, Orange tiene mucho que ofrecerles.


 

En 2017, Orange ha sido certificada por Top Employers Institute, un año más, como una empresa que «proporciona condiciones laborales excepcionales, apoya y fomenta el talento en todos los niveles de la empresa, y se posiciona como líder en el mundo de los Recursos Humanos, esforzándose por mejorar las prácticas hacia sus empleados y evolucionar constantemente».

Te contamos cómo se trabaja en la marca para alinear su estrategia a la de sus empleados.

 

Los beneficios sociales, cada vez más valorados por los profesionales

En Orange existe un amplio paquete de beneficios sociales, que son muy valorados por los empleados.

Por ejemplo, tienen la posibilidad de acogerse a un plan de retribución flexible (FlexPlan), consistente en destinar parte del salario a alguno de los productos incluidos dentro del plan, obteniendo así ventajas fiscales que hacen que aumente su poder adquisitivo.

Los empleados tienen también otras ventajas, como dos días de libre disposición y dos festivos de empresa, ayudas sociales (por ejemplo, cheques guardería) y medidas especiales, como permisos y vacaciones adicionales no retribuidas.

Cuidar a los trabajadores desde el minuto uno

Las empresas grandes, debido a su tamaño y la dimensión de sus distintos departamentos, procesos y burocracia, realizan una labor de acompañamiento de los nuevos empleados mientras se instalan en las nuevas oficinas.

Orange designa una persona para cada nueva incorporación, de modo que el trabajador tiene una referencia a quien consultar cualquier duda que surja dentro de la compañía.

 

La formación continua de los empleados

Otro factor altamente demandado por parte de los profesionales es la formación continua con la que ir desarrollándose y adquiriendo nuevas skills y que les permita no quedarse estancados u obsoletos con el tiempo. Los programas de formación que Orange tiene, entre otros, Escuela de verano, formación especializada, formación en las competencias necesarias para la nueva cultura, acuerdos con escuelas de negocio como la EOI, ayudan a los trabajadores a actualizar sus conocimientos.

Esto es especialmente relevante en un entorno en proceso de digitalización en el que las habilidades han de ser constantemente renovadas. Dentro de las áreas con más demanda, Orange pone el foco en AgileBig Data, Internet of Things y robotización, entre otros.

La operadora fomenta también la movilidad dentro de la compañía, a nivel nacional e internacional. Los empleados pueden aplicar a este tipo de opciones para dar un nuevo rumbo a su carrera profesional y adquirir nuevas competencias profesionales.

 

La flexibilidad laboral ayuda a conciliar trabajo y vida personal

En oposición a corporaciones estáticas y con poco margen de movimiento, las oficinas flexibles de Orange crean espacios de trabajo abiertos en los que la colaboración y el intercambio entre empleados son claves para fomentar la innovación.

En Orange existen horarios flexibles, tanto de entrada como de salida, lo que ayuda a conciliar el trabajo y la vida personal (especialmente si se tiene familia a cargo) y se ha implantado el teletrabajo.

Las empresas que marcan tendencia con su trato al trabajador deben adelantarse a las demandas del mercado laboral para mantener su nivel de employer branding. No basta con captar talento, sino conservarlo y ayudar a cada miembro de la plantilla a progresar a medida que crece dentro de la marca.

Además de preguntar al futuro empleado por qué deberían contratarle o qué tiene que aportar a la compañía, desde la firma se explica a los futuros candidatos qué pueden ofrecerles en sus carreras profesionales, así como en el ámbito personal.

 

Por Marcos Martínez