Multiplicamos los gigas de Prepago esta Navidad
diciembre 5, 2017
BASES DE LA PROMOCIÓN E-sports. Fila Orange Clash Royal. Gamergy Madrid Diciembre 2017 – EN TWITTER
diciembre 7, 2017

Ampliamos nuestro despliegue de fibra en España hasta los 16 millones de hogares en 2020, lo que eleva la inversión total a 2.000 millones de euros

Orange reafirma su apuesta por España y consolida su posición como el primer operador alternativo de infraestructuras fijas de nueva generación ampliando una vez más sus planes de despliegue, para llegar con su red de fibra óptica hasta el hogar (FTTH) a 16 millones de unidades inmobiliarias en 2020.  Este proyecto ha sido anunciado hoy en el “Investor Day” que el Grupo Orange ha celebrado en Londres para dar a conocer sus líneas estratégicas principales para los próximos años. 

Solo ocho meses después de adelantar a 2018 su objetivo de cubrir 14 millones de inmuebles con tecnología FTTH, Orange acelera su despliegue y amplía hasta un total de 2.000 millones su inversión total en fibra en España, lo que le permitirá  llegar con esta tecnología en 16 millones de hogares en 2020.

Dicho incremento implicará una cobertura de fibra superior al 70% de todas las poblaciones españolas de más de 5.000 habitantes y del 90% de las de más de 10.000.

La buena marcha de su factoría de fibra en España ha permitido que Orange cubra en la actualidad con esta tecnología un total de 11,3 millones de hogares, habiendo añadido 2,3 millones de unidades inmobiliarias en los últimos 12 meses. Este nuevo proyecto de inversión afianzará aún más su posición como el primer país en huella de fibra del Grupo Orange, seguido por Francia, que cuenta en la actualidad con 8,4 millones de hogares pasados.

El gran desempeño comercial de Orange en España, unido a la aceleración de su proyecto de infraestructuras FTTH, le ha permitido ser líder en términos de altas netas de fibra durante cinco trimestres consecutivos, habiendo sumado 474.000 nuevos clientes en lo que va de año, para alcanzar en la actualidad los 2.084.000 clientes de fibra óptica (48% más que en septiembre de 2016). Este éxito comercial sitúa, además, a Orange España como líder en altas netas de fibra a nivel europeo.

La fibra permite aumentar la rentabilidad de Orange, debido al menor coste de despliegue de la fibra en España respecto a otros países del continente, así como al importante ahorro de costes que supone para la compañía tener a los clientes en su propia red frente a utilizar las de terceros operadores, tal y como ocurría en el pasado con los servicios de ADSL.

En la actualidad, el 50% del total de los clientes de banda ancha de la compañía en España cuenta  con tecnología de fibra. La ampliación del objetivo de despliegue hasta 16 millones de hogares permitirá aumentar el porcentaje de penetración de la fibra en la base de clientes y seguir impulsando el EBITDA de la compañía (+15,4% en primer semestre de 2017). De esta forma, Orange España se reafirma como operador de referencia en Europa en términos de crecimiento de rentabilidad.

Gracias a compañías como Orange, España se sitúa a la vanguardia en términos de inversión en súper banda ancha, con las dos mayores redes de fibra del continente europeo, siendo el país líder en tecnología FTTH por huella, muy por delante del siguiente mercado, que es Francia.

 

La fibra hasta el hogar es la tecnología más rentable y con mejor experiencia de cliente

Este nuevo anuncio demuestra el fuerte compromiso de Orange con el despliegue FTTH en España, ya que esta tecnología es la que realmente marca la diferencia en la experiencia del cliente de súper banda ancha, al permitir una mayor velocidad de transmisión y notable mejora de la latencia, simetría y unos costes operativos más reducidos que otras tecnologías, como el cable (HFC).

Por otra parte, la fibra es la tecnología más adecuada para satisfacer la ascendente y cambiante demanda de los clientes, cada vez más centrada en el consumo de contenidos audiovisuales en formatos que exigen de forma progresiva una mayor calidad de red, como la alta definición, el 4K, el 3D o la realidad virtual.

Todo ello, unido a la capacidad para extraer un mayor rendimiento de su despliegue de fibra, gracias a la oferta de servicios de valor añadido (500 Mbps simétricos y 1 Gbps simétrico para empresas) o la apuesta mayorista, ha hecho posible que Orange acelere y amplíe sus planes de despliegue hasta los 16 millones de hogares en 2020.

 

Nuevas inversiones en la red móvil para mejorar la experiencia de usuario

Esta apuesta de Orange por las redes de nueva generación se extiende también a la cobertura móvil 4G, en cuyo despliegue la compañía ha invertido ya 1.500 millones de euros. Gracias a ello, Orange ha hecho un gran esfuerzo en la mejora de su cobertura de cuarta generación, pasando de un 85% en 2015 –cuando llegaba a localidades de más de 10.000 habitantes-, a tener previsto finalizar 2017 con una cobertura 4G del 95,5%, llegando ya a ofrecer cobertura en localidades de más de 1.000 habitantes.

La compañía tiene previsto invertir 600 millones de euros entre 2018 y 2020 para completar su despliegue 4G, preparar su red para las nuevas tecnologías del futuro y optimizar la experiencia de navegación los usuarios allá donde estén (completando el despliegue en zonas de baja cobertura e incrementando capacidad para hacer frente a la mayor demanda de datos en zonas y momentos determinados). Con esta nueva inversión, más los 1.500 millones ya invertidos hasta ahora, la inversión total en la tecnología 4G en España se situaría en 2.100 millones de euros.

En la actualidad, Orange lidera el desarrollo de los servicios cuarta generación móvil en España, con un total de 9 millones de clientes 4G.

En conjunto, las inversiones actuales y futuras de Orange en redes de nueva generación en España, como respuesta a la mayor demanda de contenidos y servicios digitales por parte de la población, se cifra en unos 4.100 millones de euros y afianza su posición como referente de innovación en el país y en el conjunto de Europa.