podemos ser adictos a la tecnologia
¿Podemos ser adictos a la tecnología?
julio 22, 2020
Orange y el Ayuntamiento de Roquetas de Mar unidos para impulsar la tecnología y la modernización digital
julio 23, 2020

Universo ‘bluetooth’: una herramienta de presente para cambiar el futuro

Auriculares bluetooth

“Pásamelo por bluetooth”. Esta tecnología inalámbrica presente en prácticamente cualquier dispositivo es uno de los sistemas de comunicaciones más cómodo y práctico para transferir datos.

Auriculares bluetooth

Y será básica para el desarrollo del IoT . Según un informe de ABI Research, en 2024, habrá en el mercado más de 800 millones de dispositivos que lo utilizarán. Porque a pesar de que se usa a diario, las aplicaciones de bluetooth apenas están despuntando.

Qué es bluetooth y para qué sirve

En 1994, Japp Haartsen y Sven Mattison comenzarón a desarrollar para Ericsson un sistema de comunicación que no necesitaba cables. Lo llamaron bluetooth en honor al rey Harald Blatand, un monarca vikingo que, en el siglo X, unificó los reinos danés y noruego. Las tribus que habían permanecido separadas, por fin, podían comunicarse. De igual modo, bluetooth simbolizaba la unión de diferentes dispositivos bajo una misma conexión.

Cuatro años después, se creó el Bluetooth Special Interest Group (SIG), al que se sumaron nombres como Nokia, Sony, Intel, Toshiba e IBM y que se encargó de protocolizar los estándares y sus siguientes versiones. En la actualidad, más de 11.000 empresas participan en ese consorcio que, de forma altruista, sigue introduciendo mejoras en el sistema.

Cada día, más aplicaciones

El principal uso del bluetooth ha sido la transmisión de archivos de texto, audio e imagen. Aunque ahora se emplean herramientas como apps de mensajería, si no hay conexión wifi o no se quieren gastar datos, bluetooth sigue siendo una solución de referencia.

Teclado por bluetooth

Actualmente, el uso más extendido de esta tecnología es conectar dispositivos y accesorios, abarcando casi cualquier ámbito digital. Por ejemplo, en oficinas o si es necesario teletrabajar, existen periféricos como teclados, ratones e impresoras que funcionan a través de bluetooth.

En el ámbito del ocio, se ha popularizado el uso de auriculares y altavoces inalámbricos que ofrecen ventajas como libertad de movimientos y compatibilidad (gracias a los estándares) con todos los dispositivos. Asimismo, cualquier videoconsola que quiera ser competitiva, debe incorporar mandos inalámbricos. Los wearables también usan esta conectividad para enviar información sobre la actividad física o los registros del sueño del usuario a su móvil.

En cuanto a la domótica, al amplio catálogo de dispositivos inteligentes como robots de cocina, básculas e incluso lavadoras, cabe sumar sistemas que repercuten en el funcionamiento global del edificio, como termostatos, iluminación y el cierre de puertas y ventanas. El informe de ABI Research señala que, en 2024, el uso de aparatos inteligentes para el hogar podrían multiplicarse por seis.

La automoción, la industria y los espacios públicos son otros ámbitos en los que esta herramienta gana terreno.

Cómo activar bluetooth en el móvil

No puede ser más sencillo:

  • Desde la pantalla principal, se desliza el dedo hacia abajo. Aparecerá el símbolo de bluetooth en gris. Se ha de pulsar sobre él para activarlo.
  • A continuación, se hace clic en el menú desplegable bajo el icono de bluetooth. Se listarán el nombre de los dispositivos disponibles.
  • Se selecciona el equipo que se quiere conectar.

Funcionamiento y novedades del estándar v5.2

La tecnología bluetooth utiliza ondas de radio en la banda de frecuencia ISM de 2,4 GHz. Se trata de bandas no comerciales que, a nivel internacional, tienen usos industriales, médicos y científicos. Emplea redes WPAN, un estándar de comunicación para equipos próximos al punto de acceso. Por lo tanto, los dispositivos no pueden estar muy alejados entre sí. Según su radio de alcance, se clasifican en:

  • Clase 1. Abarcan distancias de hasta 100 m.
  • Clase 2. Los más habituales. Alcanzan entre 5 y 10 m.
  • Clase 3. Su alcance máximo es de 1 m.

El sistema arrancó con muchos problemas, como la velocidad de transmisión, que en su primera versión apenas alcanzaba 1MB/s. Desde entonces, Bluetooth SIG ha implementado nuevos estándares que van superando los incovenientes. El pasado enero se lanzaba 5.2, la versión más reciente.

Entre sus novedades, destaca el códec LC3, que favorece el ahorro energético y permite que una batería dure el doble, así como el protocolo EATT, que resiste transacciones simultáneas. Es decir, incrementa la capacidad cuando hay varios dispositivos conectados a la vez.

Además, incluye LE Power Control, una característica que ajusta la intensidad de la señal para utilizar solo la que los equipos necesiten. Por último, LE Isochronous Channels es una herramienta pensada para mejorar los sistemas de audio. Comunica información de tiempo y, así, mejora la sincronización. Resultará clave en cines, aeropuertos o salas de conferencias, pero también en dispositivos para personas con problemas auditivos.

Fallos de seguridad

La gran desventaja de bluetooth son sus vulnerabilidades en los sistemas de seguridad. Algunos ejemplos:

  • El bluesnarfing es una técnica por la que terceros son capaces de conectarse a un dispositivo bluetooth sin permiso de su dueño, y conseguir así información personal.
  • Por otra parte, a través del bluebugging, un ciderdelincuente puede tomar el control del móvil y realizar llamadas o enviar mensajes.
  • Otra vulnerabilidad descubierta hace un año por investigadores de la Universidad de Boston, descubrió que los hackers eran capaces de rastrear los dispositivos.

Para evitar estos problemas, es básico tener los estándares actualizados. Sin ir más lejos, el sistema EATT de la versión 5.2 trabaja a través de conexiones cifradas, que mejoran la seguridad de las comunicaciones.

Por otro lado, la recomencación general es mantener apagado el sistema bluetooth siempre que no se esté usando. Aumentará la seguridad y dsiminuirá el uso de energía.

Por Noelia Martínez

Imágenes | Jackson Simmer, Clay Banks on Unsplash; 200 Degrees, StockSnap en Pixabay